#Trendy

Día Mundial del sueño; te has preguntado, ¿por qué dormimos?

Un buen descanso es fundamental para nuestra calidad de vida.

Por Redacción, 2019-03-15 13:02

México.-Hay pocas cosas sin las que, literalmente, no podemos vivir. Una, es el oxígeno. Otra, la comida y el agua. Y luego tenemos el sueño.

Si obligas a un animal a mantenerse despierto por demasiado tiempo, lo matarás. Es algo que ciertamente también se aplica a los humanos.

Insomnio familiar fatal: la trágica enfermedad que quita el sueño hasta producir la muerte.

Sin embargo, a pesar de décadas de estudios científicos aun no hay un consenso sobre exactamente por qué es tan importante dormir.

Se ha encontrado que tiene muchos beneficios, que nos ayuda a procesar los recuerdos y a mantener nuestras vidas sociales y emocionales por buen camino.

Sin embargo, a primera vista es algo que no debiera suceder.

¿Por qué los seres humanos necesitamos menos sueño que cualquier otro primate?
Y es que no tiene mucho sentido que los animales pierdan deliberadamente la consciencia todos los días.

«El costo en términos de sobrevivencia es astronómico», dice Matthew Walker de la Universidad de Berkeley en California, EU.

Por lo tanto, las funciones del sueño deben ser tan importantes que compensan la vulnerabilidad asociada con no estar despierto.

Y significa que seguramente podemos rechazar una de las teorías más simples del sueño: dormimos porque no tenemos nada mejor que hacer.

Otros estudios sugieren que es una buena forma de ahorrar valiosa energía, dado que la temperatura corporal central de los mamíferos muchas veces baja durante el sueño.

Eso no convence a Walker y otros investigadores. «La cantidad de energía que los humanos se ahorran durmiendo es aproximadamente lo que te encuentras en una rebanada de pan integral», afirma.

«Simplemente no vale el ahorro de 120 calorías».

Definición del sueño

Hay tres elementos principales en el comportamiento de los animales al dormir.

Ante todo, hace que se queden tranquilos y quietos.

En segundo lugar, que sean más lentos para responder. Si haces un fuerte ruido cerca de un animal dormido, su reacción no será tan rápida como la de uno despierto.

Y, finalmente, podemos reconocer el sueño porque evita el cansancio en los animales. Si está despierto toda la noche, lo compensará durmiendo más de lo normal al día siguiente.

Usando esos criterios se puede decir que incluso duermen animales relativamente simples como la mosca de la fruta y las lombrices microscópicas.

«Creo que son criterios bastante confiables para identificar y diferenciar el sueño de un simple descanso», dice Paul-Antoine Libourel del Centro de Investigación de Neurociencia de Lyon, Francia.

Según Libourel, el sueño pareciera ser una característica casi universal de la vida animal.

«Sugiere que es fundamental para la sobrevivencia de las especies. La selección natural no la eliminó».

De hecho, hizo totalmente lo opuesto, construyendo, sobre la base del concepto de dormir, nuevas fases y funciones.

Fue así que, en algún momento de la prehistoria, surgió la más famosa de las fases del sueño: la REM (de movimiento ocular rápido, en sus siglas en inglés).

Sabemos que los humanos tienen sueño REM. Parece claro que está presente en los otros mamíferos y, seguramente, en los primeros que caminaron sobre la Tierra hace unos 220 millones de años.

Los dinosaurios aparecieron en esa época también y muchos desaparecieron hace aproximadamente 65 millones de años, pero un grupo siguió viviendo: las aves que, como los mamíferos, tienen sueño REM.

Quizás el sueño REM surgió en un distante ancestro común de los mamíferos y las aves-dinosaurios, dice Libourel, o se originó independientemente en los dos grupos.

Para algunos investigadores no hay una explicación funcional de su origen, siendo simplemente un subproducto de otros cambios evolutivos.

Reptiles y mamíferos

Según Rubén Rial, de la Universidad de las Islas Baleares en Mallorca, España, la aparición de animales de sangre caliente desencadenó una complicada cadena de causas y consecuencias que, finalmente, determinó que los protomamíferos adoptaran una existencia nocturna, a diferencia de sus antepasados reptiles.

Los protomamíferos comenzaron a pasar las horas del día dormidos bajo el suelo en madrigueras oscuras, que ofrecían protección de los depredadores y de la intensa luz solar.

«Sin embargo, conservaron la mayoría de mecanismos neuronales que controlaban su antiguo comportamiento», afirma Rial.

Los reptiles tienen dos fases principales de comportamiento: una pasiva, estando quietos y echados para calentar sus cuerpos, y otra activa, en la que buscan comida, se protegen de los depredadores, socializan o se aparean.

Rial dice que algunas de las regiones más «primitivas» del cerebro de los protomamíferos continuaron con esos patrones antiguos.

Eso significa que podemos ver al sueño no-Rem como un descendiente directo del comportamiento de los reptiles al asolearse y el sueño REM como una forma heredada de la actividad diurna reptiliana.

«Sin embargo, esa actividad estaba encerrada dentro de un cuerpo paralizado», dice Rial. «Este fue el origen del REM y los sueños».

Y ciertamente hay evidencias de que los primeros mamíferos eran nocturnos y que eso influyó en su comportamiento posterior.

Cambio más amplio
También sabemos que nuestros cerebros están tan activos durante el sueño REM que se asemejan al de un animal totalmente despierto. Por esa razón, es a veces llamado «sueño activo» o «sueño paradójico».

Pero otros investigadores no creen que el sueño REM es solo un efecto secundario de un cambio evolucionario más amplio.

Walker está convencido de que tiene una función real e importante. «Hemos hecho mucho trabajo que sugiere que el sueño –y en especial el sueño REM– ayuda a recalibrar las funciones emocionales en el cerebro».

Incluso los vívidos sueños que experimentamos durante esa fase parece ser adaptativos. Lo sabemos por el trabajo hecho por la investigadora estadounidense Rosalind Cartwright en la década de los 80 y 90 del siglo pasado.

Cartwright estudió los hábitos de sueño de personas que mostraban síntomas de depresión tras amargos divorcios.

Después de un año fueron las personas que habían experimentado los sueños más largos e infelices quienes lograron la resolución clínica de su depresión.

Previamente, parecía plausible que los sueños eran simplemente un curioso efecto secundario de dormir.

«Pero si eso fuese realmente verdad, los resultados de Cartwright no tendrían ningún sentido», sostiene Walker.

Y sugiere que el sueño REM evolucionó en las aves y mamíferos porque son cognitiva y socialmente avanzados.

Utilizan el sueño y los sueños para entender su mundo al estar despiertos.

Puede que haya evolucionado antes, siendo aprovechado luego por el cerebro y el sistema nervioso para eliminar las moléculas no deseadas.

En todas las explicaciones que hemos contemplado el sueño es un estado en el que entramos para arreglar los sistemas bajo estrés al estar despiertos.

El debate ha sido sobre cuál es el sistema más importante.

Sin embargo, Walker dice que se podría dar la vuelta a ese argumento, señalando que es tan beneficioso que la pregunta es por qué los animales siquiera se molestan en despertarse.

Quizás es realmente el dañino estado de vigilia lo que representa un misterio evolucionario.

«¿Qué tal si el sueño fue la primera etapa de la vida y del sueño surgió la vigilia?», dice Walker. «Creo que es probablemente una hipótesis ridícula, pero no del todo irrazonable».

#Trendy

Hayan depósito de minerales de hace 4 mil millones de antigüedad

Un equipo internacional de geólogos detectó evidencias de la existencia de un depósito de minerales

Por Redacción, 2019-08-17 13:05

RT.- Un equipo internacional de geólogos detectó evidencias de la existencia de un depósito de minerales de unos 4 mil millones de antigüedad ubicado a cientos de kilómetros debajo de la superficie terrestre, según un artículo publicado este viernes en la revista Nature.

Los científicos llegaron a esta conclusión al estudiar unos diamantes súper profundos elevados durante una erupción por el flujo de magma desde profundidades de entre 410 y 660 kilómetros y hallados en lava de basalto en el municipio brasileño de Juína (estado de Mato Grosso).

Al analizarlos, descubrieron que la proporción de los isotopos de helio 3 y helio 4 en estos minerales era casi la misma que la detectada en meteoritos extremadamente antiguos, difiriendo así de la que presentan las formaciones geológicas cercanas a la superficie.

mineral
Los investigadores estiman que el depósito del que proceden las muestras se formó en tiempos de la colisión de la Tierra con la Luna o incluso en una etapa más temprana. Foto: Graham Pearson

Por este motivos, los investigadores estiman que el depósito del que proceden las muestras se formó en tiempos de la colisión de la Tierra con la Luna o incluso en una etapa más temprana.

“Los diamantes son la sustancia natural más dura e indestructible conocida, por lo que constituyen una cápsula del tiempo perfecta que nos proporciona una ventana a las profundidades de la Tierra”, cita un comunicado de la conferencia geológica internacional Goldschmidt a la autora principal del estudio, Suzette Timmerman.

Esta señaló que, aunque se puede afirmar que el depósito se ubica debajo de la zona mencionada, es prácticamente “invisible” a causa de la inmensa profundidad a la que se encuentra.

#Trendy

Don Omar regresa a la música con ‘Vacilón’

Don Omar regresó al mundo de la música con esta canción que te pondrá a bailar, escúchala aquí 👇🏾

Por Redacción, 2019-08-17 12:52

México.- Luego de una pausa de tres años, el cantante puertorriqueño Don Omar regresa con ‘Vacilón’, una canción fiel a su estilo reggaetón ‘old school’ combinado con algo de electrónica.

Don Omar pasó a la fama con éxitos como ‘Salió el Sol’, ‘Taboo’, ‘Danza Kuduro’, ‘Virtual Diva’, y más canciones que pusieron a bailar a los jóvenes en las fiestas.

Ahora con ‘Vacilón’, Don Omar retoma su estilo y llama a la fiesta con esta canción, la cual ya tiene casi medio millón de visualizaciones en YouTube a pocas horas de su estreno.

El sencillo ya está disponible en todas las plataformas digitales y de streaming, además de YouTube.

El 1 de septiembre del 2017, el puertorriqueño anunció su retiro de la música y ofreció sus últimos conciertos en su país natal y en Latinoamérica con la gira Forever King… The Last Tour; ahora Don Omar sorprende a sus fans con su regreso y nuevos proyectos en camino.

#Trendy

¿Tuviste un accidente casero? No caigas en estos mitos

Las heridas leves y los graves percances son situaciones bastante comunes, y no siempre sabemos abordarlas adecuadamente.

Por Redacción, 2019-08-17 12:36

México.- Los sustos no dan tregua a los profesionales sanitarios y marcan la cara menos agraciada del verano, la que nos hace palpitar y a veces nos congela, literalmente, la sangre. Pero las amenazas pueden surgir en cualquier momento y obligarnos a actuar de inmediato para administrar primeros auxilios, a cualquiera de nosotros. No es una tarea sencilla y, aunque el 112 no está solo para solicitar una ambulancia o la ayuda de los bomberos, sino también para asesorar y dar instrucciones de lo que debemos hacer ante una emergencia, es bueno tener unos conocimientos básicos de primeros auxilios. El primer paso para conseguirlo es dejar de cometer errores como, por ejemplo, a la hora de curar una herida, afrontar un atragantamiento o remediar los efectos de un golpe de calor. Patxi Bueno, enfermero y director de formación del Centro Médico Pamplona, nos explica qué solemos hacer mal y cómo deberíamos proceder ante las emergencias más habituales del verano.

Las heridas leves y los graves percances son situaciones bastante comunes, y no siempre sabemos abordarlas adecuadamente. En caso de accidente no hay que mover a la víctima, ya que puede haber fractura, luxación o incluso una lesión medular. Lo adecuado es limitarse a llamar al 112, pues las ambulancias son vehículos preparados para inmovilización y traslado en las mejores condiciones.

Respecto a las pequeñas heridas, aplicar alcohol como desinfectante y pensar que escuece porque está curando es un error. Puede que la idea ayude a los niños a aceptar el dolor pero, en realidad, la sensación nace de los bordes de las heridas, que están quemándose. El mejor desinfectante es la cristalmina, un medicamento de uso cutáneo cuyo principio activo es el digluconato de clorhexidina. Este antiséptico se aplica sobre la piel y está indicado para heridas y quemaduras leves. Deberíamos reservar el alcohol para desinfectar material o lavarnos las manos en caso de no tener agua y jabón.

Si piensas que hay que dar golpes en la espalda o poner de lado a quien pasa por este peligroso momento, con el riesgo de trasladar el cuerpo extraño hacia la vía aérea en lugar de expulsarlo, presta atención, pues no es lo mejor que puedes hacer. Lo correcto es dejar pasar unos segundos y observar si la persona atragantada puede toser, ya que la mayoría de los casos se resuelven gracias al reflejo de la tos.

Pero en ocasiones se produce una obstrucción que puede tener un desenlace fatal. Para reducir el riesgo, es importante mantener la calma y aplicar la maniobra de Heimlich, la mejor forma de ayudar a una persona que no puede respirar porque se ha atragantado. Si no se conoce o uno la ha olvidado, siempre se puede llamar a emergencias para que indiquen los pasos a seguir. Cada año se producen más de 2.000 muertes por atragantamiento, más que por accidente de tráfico, lo que recuerda que hay que dar a los niños alimentos adecuados a su edad y evitar las distracciones durante las comidas, con el móvil o la televisión. Los adultos también demandan supervisión; el 90% de los atragantamientos se dan en mayores de 65 años que padecen disfagia o dificultad para tragar.

Tampoco es adecuada la falta de reacción del resto de los presentes mientras alguien realiza la maniobra de Heimlich, en lugar de llamar al 112.

En los casos de quemadura, aplicar hielo, miel -mejor guárdala para endulzar-, pasta de dientes o cualquier otro remedio casero es una acción tan desesperada como poco recomendable. También lo es desatender la quemadura pensando que se trata de un incidente leve; puede ocasionar problemas graves, puesto que se va a inflamar hacia fuera, pero también hacia dentro.

Lo correcto es sumergir la zona afectada en agua fría durante 15 o 20 minutos. Así se reduce la inflamación, se alivia el dolor y se expulsa el calor residual que queda en la quemadura, con lo que el pronóstico será mucho mejor. Si la piel presenta ampollas, nunca hay que reventarlas, y es necesario proteger la herida con unas gasas humedecidas y un vendaje que no sea compresivo. Si no aparecen ampollas, la quemadura es leve y no afecta a una zona sensible como la cara, el cuello o los genitales, uno mismo puede tratarla con una pomada específica. Si está en el cuello o la cara puede producir dificultad respiratoria, y si es mayor y afecta a la palma de la mano u otras zonas sensibles, o a niños menores de un año, es preciso llevar al herido a un centro de salud para que lo valoren.

Los errores más comunes cuando surge este problema son ingerir bebidas azucaradas y recurrir a una ducha fría, o ponerse bajo el chorro del aire acondicionado a toda potencia. Lo correcto es llevar la persona a una zona que esté sombría y sin aire acondicionado porque le puede dar un choque térmico. Es preciso quitarle la ropa y ponerle compresas frías de agua bajo las axilas, en la frente, en la nuca y en las ingles. Si está consciente y es capaz de beber, ayuda que tome pequeños sorbos de agua o alguna bebida isotónica que podemos comprar o preparar con agua, sal, bicarbonato y un poquito de limón.

También es importante medir su temperatura. Por debajo de 39ºC, hablaríamos de insolación. Más de 39 grados, golpe de calor (aún más grave). Si llega a 42 o 43ºC, su cuerpo ya no es capaz de mantener una termorregulación y puede llegar a morir. La prevención es primordial, y no se limita al uso de crema solar: no hay que exponerse durante las horas de más calor, es preciso protegerse del sol con gorros, viseras y crema, y, sobre todo, hidratarse muy a menudo. Hay que tener en cuenta que los niños y ancianos son los que más fácilmente se deshidratan, y procurar no hacer deporte en las horas de más calor.

Accidente casero 2
Accidente casero 2

Tras el ataque de un mosquito, la tentación de aplicar barro o recurrir a cualquier otro remedio casero es fuerte; lo que sea por quitarse de encima el escozor que provoca. Pero hay que evitarla por todos los medios. Lo correcto es limpiar la zona con agua y jabón, aplicar frío, agua fría o hielo con un apósito o paño, sin que entre en contacto directo con la piel. El frío reduce la inflamación y el picor. Luego se trata la picadura con algún producto indicado para ello y se vigila si solo se produce la reacción local del picotazo o si se extiende alrededor, pues las picaduras pueden provocar urticaria, y eso es un signo de que la persona es alérgica.

El peor acto reflejo que podemos tener cuando nos sangra la nariz es echar la cabeza hacia atrás, ya que corremos el riesgo de inhalar sangre y obstruir las vías respiratorias. Ante esta situación es irremediable tener paciencia; una hemorragia necesita que se coagule la sangre, algo que tarda entre 5 y 10 minutos que, sí, se hacen eternos. Para parar el flujo debemos comprimir la zona que sangra y, si es la nariz, no llevar la cabeza hacia atrás, sino hacia adelante. Luego realizaremos un pequeño taponamiento en el orificio que sangra con una gasita y un poco de agua oxigenada, dejando la punta de la gasa a la vista para que sea fácil extraerla. Lo de levantar la mano o mojar la nuca son métodos sin evidencia científica, pero no hacen mal.

En pacientes que estén usando anticoagulantes como Sintrom, la hemorragia va a durar bastante más, por lo que las en esos casos a veces es mejor ir directamente a un hospital para que le den vitamina K y empiece el proceso de coagulación hasta volver a los niveles normales de su medicación.

El principal error que cometemos en este apartado es la falta de prevención, y se deriva, en buena parte, del hecho de que los llamados cortes de digestión son una clásica amenaza de las tardes de playa que pocas personas han visto hecha realidad. Y es que no existen como tal, aunque el proceso al que se refiere la expresión sí es real.

Los cortes de digestión suceden por un cambio brusco de temperatura que hace que la sangre se mueva bruscamente hacia el interior del organismo, para mantenerlo caliente. Cuando esto sucede, puede haber un pequeño vómito o incluso un mareo por la disminución del fluido que le llega al cerebro. Si sobreviene en el agua, el corazón puede llegar a pararse y producirse el temido ahogamiento, aunque es muy infrecuente. La relación con la digestión está en que es un proceso que produce calor, de ahí lo oportuno de esperar las famosas dos horas desde la comida que aconsejaban las madres antes de bañarnos, de meterse en el agua poco a poco y de evitar las comidas copiosas.

Recurrir a los medicamentos antidiarreicos o provocar el vómito no es una idea adecuada, a menos que lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud. En cualquier caso, es importante no minusvalorar la gravedad porque puede tratarse de una salmonelosis que, según como sea el estado de la persona, le puede llevar a una situación grave. Tomar pequeños sorbos de bebidas isotónicas para prevenir la deshidratación y buscar atención médica es todo lo que hay que hacer. Por supuesto, lo más importante es conservar los alimentos perfectamente refrigerados para evitar que proliferen bacterias.


Este texto fue tomado de: https://elpais.com/elpais/2019/08/14/buenavida/1565792135_192569.html?por=mosaico