México.- Durante el segundo semestre del año pasado, 35.3 por ciento de los hogares en zonas urbanas reportaron que alguno de sus integrantes fue víctima de robo o extorsión; mientras, siete de cada 10 personas se sienten inseguras en sus comunidades. Estas cifras se acompañan de una decreciente expectativa de que la seguridad pública mejore, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las localidades con mayor volumen de hogares afectados son Tláhuac, con 55.7 por ciento, Tlalnepantla, con 55; Puebla, 53.2; Coyoacán, 52.1, y Gustavo A. Madero, 51.9 por ciento, señala la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana levantada en diciembre pasado.

Asimismo, se estima que 19.4 por ciento de las personas mayores de 18 años fue víctima de al menos un tipo de acoso o violencia sexual en lugares públicos. La proporción escala a 27.2 por ciento en el caso de las mujeres, pero también 10.1 por ciento de los hombres fueron afectados por conductas que incluyen desde comentarios ofensivos hasta violación.

En general, durante diciembre pasado 72.9 por ciento de la población de las principales ciudades mexicanas dijo sentirse insegura. Prácticamente nueve de cada 10 personas reportaron esta percepción en Puebla, Tapachula, Ecatepec, Uruapan, Fresnillo y Tlalnepantla.

En cambio, Mérida, San Pedro Garza García, Saltillo, San Nicolás de los Garza, Los Cabos y Puerto Vallarta son consideradas las ciudades más seguras del país, y aun en ellas al menos una de cada cinco personas se dijo vulnerable.

Con ese antecedente, en diciembre pasado 33.6 por ciento de la población consideró que en los próximos 12 meses la delincuencia en su ciudad seguirá igual, y 28.9 por ciento prevé un deterioro. En suma, 62.5 por ciento no tienen una perspectiva de mejora en la seguridad pública.