México.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró en Diconsa un desfalco por más de 378 millones de pesos por contratos a dos instituciones estatales de educación superior.

Según un escrutinio forense realizado por la ASF en la Cuenta Pública 2017, dicho organismo llevó a cabo los contratos sin comprobar que se tuviera la capacidad suficiente para realizar el trabajo encomendado.

Se informó que Diconsa suscribió en los ejercicios 2016 y 2017 una serie de convenios de trabajo con la Universidad Autónoma del estado de México y el Instituto Tecnológico Superior de Cosamaloapan, para varias tareas administrativas y de gestión de datos.

Y al analizar los contratos con las dos casas de estudio, se documentó que ninguna contaba con la capacidad técnica, material y humana para el cumplimiento de las tareas que les encargaron.

Lo anterior dio paso a que no se obtuvieran las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad, financiamiento y oportunidad.

Asimismo, se comprobó que ninguna de las dos instituciones desarrolló de manera directa las actividades, sino que ambas subcontrataron la totalidad de los servicios convenidos con tres proveedores no identificados. Eso es violatorio a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.