México.-Diego Reyes ya empezó a esquivar los dardos, apenas en sus primeras declaraciones como jugador de Tigres y al presumir una bufanda de "incomparables sólo hay uno".

El defensa mexicano arribó a Monterrey con el estigma de supuestamente haber preferido la oferta de Tigres que el retorno al América, luego de su paso por Europa.

"Es la pregunta que más me van a hacer", advirtió Reyes. "Ahorita estoy muy feliz, quiero disfrutar aquí". Pese a la insistencia, el zaguero agregó: "no quiero faltar al respecto hablando de otra institución ,sólo voy a hablar de Tigres".

El tricolor realizará este día las pruebas médicas de rigor con los felinos, para después plasmar su firma y empezar lo antes posible su repatriación a la Liga MX.