Seúl.-Salen a la luz las últimas imágenes del alcalde de Seúl, Park Won-soon, grabadas por una cámara de seguridad horas antes de aparecer muerto en una zona boscosa. Horas antes, una exsecretaria le había denunciado por acoso sexual.

Todo apunta a que el edil, de 64 años, se habría suicidado. La Policía ha encontrado una nota de despedida en el despacho de su domicilio donde pide perdón a su familia por el dolor causado. También ha detallado qué hacer con sus restos, aunque no se refiere a las acusaciones de acoso sexual planteadas contra él por una antigua secretaria.

"Discúlpenme todos. Agradezco a todos aquellos que han estado conmigo en mi vida. Siempre lo sentiré por mi familia, a quienes no he causado nada más que dolor. Por favor, incineren (mi cuerpo) y esparzan (las cenizas) en la tumba de mis padres. Adiós a todos", dice el texto, recogido por la agencia local de noticias 'Yohnap'.

Al encontrar la nota y comprobar que su teléfono móvil estaba apagado, la familia de Park denunció su desaparición. El cuerpo sin vida del político fue hallado en el monte Bukak, en el distrito de Jogno, al norte de la capital surcoreana, cerca de donde había sido visto por última vez tras salir minutos antes de su casa.

El Ayuntamiento de Seúl ha anunciado que se organizará un funeral de cinco días para homenajear al difunto alcalde. Por otra parte, el hasta ahora 'número dos', Seo Jeong Hyup, asumirá de forma interina la alcaldía hasta las próximas elecciones, previstas para abril de 2021.