Para el control y organización del acceso a los centros de reclusión de la Ciudad de México, se pondrá en operación el Sistema Integral de Control de Acceso Para Visitantes (SICAVI), cuyo objetivo es permitir el ingreso y egreso ágil de visitantes a través de un sistema digitalizado de datos.

Además, proporcionará a la autoridad penitenciaria un registro detallado de la identidad y número de personas que entran y salen dichos lugares, destaca la Secretaría de Gobierno en un aviso en el que se da a conocer el instructivo de acceso a los Centros de Reclusión de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario.

El registro de visitantes se realizará a través de un kardex electrónico. Por este medio, la persona interna tendrá derecho a registrar hasta 15 personas, dentro de las que se incluirá a menores de edad previa acreditación de parentesco directo, familiares previa acreditación y personas con los que no tengan parentesco.

Para la alimentación del kardex, la persona interna deberá proporcionar por cada visitante los siguientes datos: nombre completo, apellido paterno, apellido materno y el parentesco. El kardex de visita únicamente podrá ser actualizado cada seis meses, salvo aprobación expresa del Consejo Técnico Interdisciplinario.

Ningún visitante podrá estar registrado con más de una persona interna de un mismo Centro de Reclusión u otro distinto, salvo en los casos en que existan lazos consanguíneos de primer grado (familiares directos, cónyuge, concubino o concubina, conviviente o pareja sentimental, progenitores, hermanos o hermanas e hijos mayores de edad).

A partir de mañana, los centros de reclusión de la Ciudad de México se regirán por el instructivo de acceso, que tiene por objeto regular el ingreso y egreso de las personas a esos lugares, así como la forma en que los internos ejercerán su derecho a preservar sus lazos familiares y mantener las relaciones con el exterior.

La aplicación y observancia del presente Instructivo, en el ámbito de sus respectivas competencias, es responsabilidad de los directores de los Centros de Reclusión, del personal que participa en cada uno de los procedimientos que se establezcan para regular la visita y de las Direcciones Ejecutivas de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario.

Para garantizar una convivencia sana y armónica durante el desarrollo de la visita familiar, las autoridades penitenciarias implementarán medidas de seguridad y vigilancia necesarias para el logro de dicho objetivo, privilegiando que en todas ellas prevalezca un trato humano y respetuoso de la dignidad de las personas internas y visitantes.

En los Centros de Reclusión se destinarán áreas específicas y adecuadas para la visita familiar, visita íntima y de defensores.

Para el desarrollo de actividades de los grupos o asociaciones civiles, religiosas y asistenciales y de organismos gubernamentales, de acuerdo a los espacios y recursos disponibles en cada Centro de Reclusión, se les destinará un lugar acorde a la naturaleza de la actividad que pretendan desarrollar.

En ningún caso se permitirá que la visita y las actividades se efectúen en áreas y horarios distintos a los establecidos en el presente Instructivo.

Todo visitante y el personal del Centro de Reclusión deberán observar las normas, prohibiciones, medidas de seguridad y orden establecidas para el acceso y la permanencia y desarrollo adecuado de la visita.

El SICAVI operará en los Reclusorios Preventivos Varonil Norte, Oriente y Sur y en el resto se instalarán de acuerdo a la suficiencia y partida presupuestaria que para esto se designe, en cuya normatividad se deberá contemplar los principios establecidos en la Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal.