Ciudad de México.-Algunas personas han empezado a consumir dióxido de cloro o también conocido como Solución Mineral Milagrosa (SMM), porque está circulando información errónea sobre "beneficios" que éste podría tener para combatir el covid-19, sin embargo.

La Cofepris señaló que el dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser INGERIDAS pueden provocar:

Irritación de la boca

Irritación del esófago y el estómago

Las personas pueden presentar náuseas, vómito y diarrea

Las personas pueden tener trastornos cardiovasculares y renales.

Instituciones de salud del mundo y de México buscan prevenir el uso de productos a base de Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, así como la presentación denominada “Solución Mineral Milagrosa (SMM, MMS o CDS)”, mismos que se comercializan de manera irresponsable para la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades entre ellas, cáncer y covid-19.

Las autoridades señalan que dichos productos se pueden encontrar a la venta ilegalmente en internet y en algunos establecimientos de atención médica y cuyo principal uso es como desinfectante industrial.

La Cofepris señaló que no ha autorizado ningún registro sanitario de medicamentos que contenga en su formulación la sustancia denominada Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, por lo que su uso representa un riesgo a la salud.

Recomendaciones para la población:

Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para prevenir la transmisión del covid-19.

Ante cualquier síntoma de enfermedad, comunicarse con los Servicios de Salud de su estado y seguir las recomendaciones.

Apegarse a las indicaciones de los profesionales de la salud para el tratamiento de cualquier padecimiento.

Si está consumiendo o le están administrando algún producto derivado del dióxido de cloro, SUSPENDA INMEDIATAMENTE SU USO.

Levantar la Denuncia Sanitaria en caso de que algún establecimiento de atención médica ofrezca este producto como alternativa en el tratamiento de cualquier enfermedad, así como de cualquier establecimiento que ponga a la venta el producto.

Reportar cualquier reacción adversa o malestar relacionado al uso o consumo de medicamentos.

Un producto nuevamente "de moda", con la pandemia de Covid-19

Hace muchos años que algunas personas defienden los supuestos beneficios de este producto, que ha sido promocionado como cura del cáncer, del VIH, de la malaria, de la diabetes, de la asma y del autismo, entre otros. Uno de sus defensores más famosos es el estadounidense Jim Humble, ex-miembro de la Iglesia de la Cienciología y fundador de su propia iglesia, que tiene varias sucursales en América latina. Durante varios años, Humble ha presentado esta sustancia como una "solución mineral milagrosa". Luego, con el brote del Covid-19, el producto volvió al primer plano.

Un producto ineficaz...

Sin embargo, no existe ninguna prueba científica para afirmar que el dióxido de cloro sea eficaz contra el nuevo coronavirus, según muchos especialistas. El 8 de abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA) publicó un comunicado que indica que "no tiene conocimiento de ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia", después de haber advertido por primera vez a los consumidores sobre este producto en 2010. Una opinión que comparte Olivier Bouchaud, el jefe del servicio de enfermedades infecciosas y tropicales del hospital Avicenne, en Bobigny (Francia), entrevistado por RFI, una radio francesa.

Según la Organización mundial de la salud, "hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad", aunque haya "varios ensayos clínicos en marcha, tanto de medicamentos occidentales como tradicionales". Por lo tanto, "no recomienda automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar" el nuevo coronavirus.

…y peligroso para la salud

Además de ser ineficaz, el dióxido de cloro es sobre todo peligroso para la salud. Es lo que afirma, por ejemplo, la FDA, que recibió reportes de personas que experimentaron efectos adversos graves, potencialmente "mortales": insuficiencia respiratoria, cambios en la actividad eléctrica del corazón, baja presión arterial, insuficiencia hepática aguda, disminución de la cantidad de glóbulos rojos, diarrea y vómitos severos.

Entrevistado por ColombiaCheck, Jorge Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, señala también que consumir este producto causa "quemaduras en la mucosa oral y gastrointestinal".

Recientemente, algunas personas intoxicadas incluso llegaron a un hospital boliviano, después de haber consumido dióxido de cloro.

Por lo tanto, ninguna autoridad sanitaria reconoce el dióxido de cloro, por ahora. Algunas incluso advirtieron sobre sus peligros y lo prohibieron en los últimos años, como en Colombia, en Argentina, y en varios países europeos o de América del norte.

Sin embargo, América latina no es la única región del mundo donde supuestos productos "milagrosos" son vendidos en las redes sociales, contra el nuevo coronavirus. En África, por ejemplo, varios videos de recetas con ajo, jengibre y limón fueron difundidos durante la pandemia.