Chilpancingo, Guerrero.- Después de la supuesta agresión verbal que sufrió la diputada Erika Valencia Cardona por el representante de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Sergio Montes Carillo, el pleno del Congreso aprobó por unanimidad un exhorto a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para que implemente de manera inmediata un protocolo para la prevención, atención y reparación sobre cualquier violencia contra las mujeres en razón de género.

El punto de acuerdo fue propuesto en la segunda sesión de esta noche por las diputadas de Morena: Teófila Platero Avilés; Yoloczin Lizbeth Domínguez Serna; Celeste Mora Eguiluz; Perla Xóchitl García Silva y Erika Valencia Cardona.

Las diputadas del PRI: Aracely Alhelí Alvarado González; Alicia Elizabeth Zamora Villalva; Eunice Monzón García; del PRD: Fabiola Rafael Dircio, Dimna Guadalupe Salgado Apátiga; Perla Edith Martínez Ríos y la diputada del PAN, Guadalupe González Suástegui.

En tribuna, la diputada del PRD, Perla Edith Martínez Ríos recordó que el 29 de diciembre durante el desarrollo de la sesión “fue escenario de un acto deleznable, machista y pendenciero, en contra de la compañera Erika Valencia Cardona, presidenta de la Comisión Ordinaria para la Igualdad de Género, al ser agredida cobarde y verbalmente por el ciudadano Sergio Montes Carrillo”.

“Actitud de misoginia pura, que no nos sorprende; pero sí nos indigna, no solo por violentar a una compañera diputada ni por tratarse de una guerrerense destacada. ¡Vamos, ni siquiera por su condición de mujer!, sino sobre y, ante todo, porque ofendió con palabras obscenas y agresivas a una persona que merece toda nuestra consideración y nuestro respeto”, dijo.

Consideró que la actitud misógina de Montes Carrillo “es un acto de lesa majestad” en contra del Congreso porque se violenta a uno de sus miembros y contra la integridad de la diputada EriKa Valencia Cardona, como persona.

“Hecho, que no puede, ni debe pasar desapercibido por los miembros de este Órgano Colegiado. Incluso, más allá de las motivaciones que pudieran explicar este tipo de improperios; pero nunca justificarlos, debe actuarse con toda seriedad, rigor y con la más elevada estatura de guerrerenses, más allá de estimaciones, afectos o pasiones partidarias”.

Señaló que ante la ausencia y falta de uniformidad para castigar ese tipo de conductas, es necesario que el Congreso implemente a través de la Jucopo un protocolo para la prevención, atención, sanción y reparación sobre cualquier violencia contras las mujeres en razón de género.

Aseguró que las diputadas están comprometidas con el impulso de procesos de tratamiento integral, que ataquen la violencia de género en cualquiera de sus expresiones, pugnando por políticas de prevención hasta la sanción de los responsables y los actos de no repetición, con el fin de reducir los índices de violencia contra las mujeres.

El punto de acuerdo fue aprobado por unanimidad de los diputados asistentes a la sesión que hasta las 10 de la noche continuaba.