México.- La diputada local del PRI, Minerva Santos García, denunció un presunto intento de secuestro, afirmando que desde hace varios días se percató que la han venido siguiendo y fue hasta este miércoles, cuando dos hombres armados, interceptaron la camioneta de su propiedad en el cual solo viajaba su secretario particular, porque ella se había bajado minutos antes.

En entrevista, la legisladora priísta explicó que durante la mañana había realizado algunas diligencias personales y dentro de su agenda tenía previsto acudir a la sede estatal del PRI, al Congreso del Estado y a las oficina de la Confederación Nacional Campesina (CNC), organismo que dirige, a dejar algunos documentos para después viajar al municipio de Paraíso, de donde es originaria.

Sin embargo, le pidió a su secretario particular, Jorge Gómez, que terminara las diligencias, mientras ella pasaba a su casa a cambiarse de ropa antes de salir de la ciudad. Su empleado continuó realizando las actividades y a la altura de la avenida Paseo Usumacinta, hombres armados a bordo de un vehículo Vento, color blanco, le cerraron el paso a la camioneta descendiendo dos personas armadas, quienes lo golpearon y al percatarse que no viajaba la diputada decidieron retirarse del lugar.

“Trae seguro de niños la camioneta, la idea era robarse la camioneta conmigo dentro, le dijeron bájate y le dijeron todas las groserías del mundo, le arrancaron la llave de la camioneta y así pudieron abrir el seguro de atrás, sacaron un maletín donde sólo tengo documentos del congreso y documentos personales, entonces mi asistente escucho que uno de los asaltantes se le dijo al otro ‘Vámonos, no está’ y se retiraron inmediatamente, pero yo no iba ya en la camioneta, gracias a Dios, yo me quedé en mi casa”, señaló.

Agregó: “La única que faltaba en la camioneta era yo, solamente viajamos él y yo siempre; él me había dicho que sospechaba que nos andaban siguiendo, pero nunca le hice caso, pero esto es una consecuencia de la seguridad que nos quitaron del Congreso”.

Minerva Santos García anunció que a raíz de este suceso tendrá que contratar seguridad privada o bien solicitará la Fiscalía General del Estado (FGE) o a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que le asignan una persona para su custodia.