México. Notimex.- La presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Adela Piña Bernal, confió en que este martes se apruebe en el pleno el dictamen que elimina los elementos punitivos en los procesos de evaluación a maestros, que contempla la Ley General del Servicio Profesional Docente.

La legisladora de Morena dijo que la reforma educativa, promovida por el Poder Ejecutivo y vigente desde 2013, viola los derechos humanos y laborales de los maestros del país.

En su opinión, dicha regulación representa un retroceso en la materia y se ha traducido en la precarización de los derechos laborales de los docentes, pretendiendo endosar sólo al magisterio la crisis de la educación que se vive el país

Aseguró que comparte la preocupación de los maestros de México por la afectación a sus derechos laborales, condiciones de trabajo y porque a cinco años de la implementación de la reforma educativa no ha dado ningún resultado que haya contribuido a elevar la calidad de la educación en el país.

Incluso, agregó, ha sucedido todo lo contrario, basta con hacer referencia a los indicadores de organismos internacionales como la propia Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), que a pesar de haber sido una de las principales promotoras de la citada reforma, reconoce que México continúa presentando rezagos muy significativos en materia educativa, lo que, sin duda, es un viso importante de su inminente fracaso.

“Indudablemente existe una imperante necesidad de fortalecer al Sistema Educativo Nacional en su conjunto, pero se debe terminar con el régimen laboral diferenciado que se les ha impuesto a los trabajadores de la educación, a partir del que pueden ser sujetos a evaluaciones obligatorias y derivado de ellas o de su no presentación, ser despedidos sin importar ningún derecho adquirido con anterioridad”, destacó.

Piña Bernal adelantó que esta iniciativa constituye sólo un primer paso de los muchos que más adelante tendrán que darse para contar con un marco jurídico eficiente, eficaz, legítimo y confiable, acorde con la realidad y necesidades del país.

Por último, dijo que la educación es base esencial para lograr el crecimiento de la nación y eje principal de su progreso.