Chilpancingo, Guerrero.- La Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Congreso local votó en contra de la iniciativa de reforma a Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) para garantizar la gratuidad de la educación y eliminar las cuotas escolares impuestas a los estudiantes.

En la sesión privada de este jueves de la Comisión se presentó el dictamen en contra de dicha iniciativa al considerarla inviable. La reforma fue propuesta por el ahora coordinador del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, en octubre.

El dictamen fue aprobado por mayoría con los votos de los diputados morenista, Ricardo Castillo Peña y Erika Valencia Cardona; del PRD, Bernardo Ortega Jiménez y del PRI, Omar Jalil Flores Majul.

El único voto en contra fue de la diputada de Morena, Saida Reyes Iruegas.

El dictamen aprobado por la Comisión de Educación será presentado ante el pleno para su discusión y en su caso aprobación.

En entrevista el presidente de la Comisión, el morenista Ricardo Castillo Peña explicó que la iniciativa se consideró inviable en los términos que fue presentada y acordaron que esperarían a que el Congreso de la Unión haga la reforma al Artículo 3 de la Constitución.

Castillo Peña justificó que la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica es inviable porque se podría contraponer a la reforma del artículo 3 de la Constitución, sin precisar en qué sentido el Congreso de la Unión hará dicha reforma ni cuándo.

Otra de las consideraciones de los diputados para votar en contra de la reforma es que podrían estar violentando la autonomía de la UAGro, “escuchamos muchas voces en contra, eran muy poco las que escuchamos a favor”, dijo Ricardo Castillo.

Explicó que durante la sesión la diputada Saida Reyes propuso que se hicieran foros con los universitarios para consultarles si estaban de acuerdo o no con la reforma.

La iniciativa presentada en octubre por Pablo Amílcar propone derogar la fracción V y se añade un párrafo último al artículo 13 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Guerrero, Número 178, para quedar de la siguiente manera: “La Universidad respetará el principio de gratuidad de la educación superior por lo que no podrá cobrar a los estudiantes aranceles por examen de admisión, cuotas ni aún voluntarias, derechos, remuneración por cursos de inducción, fichas por inscripción, reinscripción, ni servicios administrativos”.

Sigue: “Tampoco se podrá solicitar cooperación de ningún tipo a los estudiantes para subsidiar o financiar sus estudios, ni a nombre de la Universidad, ni a través de las Facultades, Unidades Académicas de educación superior o media superior”.