Guerrero.- El ataque contra la familia LeBarón en el que murieron tres mujeres y seis niños, generó una discusión en el Congreso local en el que la oposición cuestionó el plan de seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y lo señaló de no cumplir su promesa de garantizar la seguridad en seis meses.

En respuesta, Morena justificó que la situación que vive el país es heredada de gobiernos anteriores y alertó que lo que menos convine en estos momentos en una sociedad polarizada por falsos discursos.

Un PRD siempre ambiguo

El que abrió la discusión en el pleno fue el coordinador de la bancada del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán quien sostuvo que no es tiempo de que la oposición acalle sus voces, pero tampoco de perseguir a los críticos.

Consideró que la impunidad, es el caldo de cultivo que agudiza la violencia, y es por la impunidad que no hay confianza en las instituciones y la gente no denuncia. La masacre de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, dijo, es un ejemplo dramático de las tragedias que suceden en distintas regiones del país.

El hecho no es aislado, dijo, le preceden los casos de Aguililla; en Nuevo Laredo; en Cotzacoalcos, en Tepochica Iguala, donde 14 presupuesto delincuentes y un militar murieron en un enfrentamiento, “y otros asesinatos masivos alimentan la crónica de un país convulsionado por la violencia”.

Aunque reconoció que en los 12 años que precedieron al actual gobierno federal, la fallida guerra en contra de la delincuencia organizada involucionó para convertir al país en una sociedad de víctimas y victimarios.

El perredista dijo que una política pública no funciona sin voluntad política pero sobre todo, recursos presupuestales; planeación estratégica y operativa.

En ese sentido, recordó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, no se asignaron recursos al Programa Nacional de Prevención del Delito y en el proyecto de Presupuesto 2020 desaparece el programa que atendía las causas económicas y sociales de la violencia.

En 2019 se redujo el Programa para el Fortalecimiento de la Seguridad, Fortaseg en un 20% y este año pretenden hacerle un recorte de un 20 adicional, “esto quiere decir que los municipios van a recibir 40 por ciento menos”.

Sostuvo que dichos programas, han sido la puerta para los municipios para acceder a recursos en materia de seguridad pública.

“Pero a estados y municipios se les deja prácticamente en estado de indefensión, sobre todo, cuando un importante número de elementos de la Guardia Nacional, ha sido destinado a custodiar las fronteras norte y sur del país”, cuestionó.

Recordó que el presidente ha expresado que “no se combate la violencia con más violencia, pero está visto que el discurso de “abrazos, no balazos” carece de efectividad y es motivo de sorna en el extranjero.

Cesáreo Guzmán dijo que a favor de López Obrador juega la legitimidad de su elección; en contra, tiene la impaciencia y el dolor de cientos de miles de víctimas de la impunidad y la injusticia que colapsó al país. Y echar culpas no soluciona los problemas. “Es hora de que todos los responsables hagan las correcciones necesarias”.

El PRD reiteró el voto de confianza a López Obrador para que recupere al país.

Morena, la justificación

El vicecoordinador de la bancada de Morena, Arturo Martínez Núñez dijo que el asesinato de la familia es un hecho trágico que no puede pasar desapercibido para nadie y reclama de las autoridades el alto a la violencia, la búsqueda de la verdad y el castigo a los responsables.

Sin embargo, dijo, existe una parte del discurso público, que irresponsablemente se articula desde una perspectiva “simuladamente catastrofista” que instiga, más que a la búsqueda de soluciones y alternativas viables, a la desestabilización política y la confrontación social entre los mexicanos..

“Los hechos por sí mismos son inadmisibles y profundamente dolorosos, pero no podemos incurrir en interpretaciones circunscritas a la espontaneidad y la coyuntura, que conlleven a la construcción de escenarios equivocados y se pretenda construir una realidad inexistente”, comentó.

El asesinato de los miembros de la familia LeBarón se encuentra íntimamente vinculado, dijo, a un contexto de violencia regional nacido por lo menos en las últimas dos décadas y protagonizado por la presencia de grupos armados integrados presuntamente a los Cárteles de Juárez y de Sinaloa en la lucha por el control del territorio para el trasiego de drogas.

La bancada de Morena llamó a la mesura, a la responsabilidad y al compromiso social que debe caracterizar a todos para defender al país.

PAN, las mismas críticas

La representación del PAN, Guadalupe González Suastegui dijo que el espiral de violencia en México es incesante y este año se ubica como el más violento de la historia moderna del país.

“Cada vez se está haciendo más constante la violencia y vemos que no hay una estrategia clara en materia de seguridad así como están las cosas y las cifras y si siguen en este mismo ritmo al concluir este sexenio habrá más muertos que en los dos sexenios anteriores”, comentó.

Dijo que es indignante la frivolidad con la que se ha enfrentado los hechos de violencia y los problemas, y el presidente no ha cumplido se prometió su promesa que en 6 meses bajarían los índices de violencia y se pacificara el país.

“El mes pasado se venció el plazo, ahora se ha solicitado dos años más para poder cumplir con esta promesa y no es que se está exigiendo lo imposible, simplemente que se cumpla con la palabra otorgada a este nuevo gobierno”, dijo.

González Suastegui dijo que el gobierno de López Obrador le ha fallado los mexicanos y las cifras de criminalidad que se han registrado sólo en el primer trimestre de la administración han superado por mucho la de los gobiernos anteriores.

Morena, repetir justificaciones

En respuesta el diputado de Morena, Moisés Reyes Sandoval justificó que la violencia es resultado de la guerra contra el narco iniciada por Felipe Calderón que llevó a la situación en la que se encuentra hoy el país.

Cuestionó a la diputada panista que cuando fue diputada federal no se pronunció para exigir justicia por los niños que murieron calcinados en la Guardería ABC, ni exigió justicia por el luchador social Ranferi Hernández Acevedo asesinado y calcinado junto a su esposa, suegra y chofer en Chilapa.

La también morenista, Norma Otilia Hernández subió a tribuna y recordó una lista de hechos de violencia registrados durante el gobierno de Felipe Calderón, entre ellos el incendio del casino Royal de Monterrey donde murieron 61 personas, “sé que recordar duele, pero les vamos a refrescar la memoria”, dijo.

La diputada aseguró también que en Guerrero inició la disminución la violencia a partir del 1 de diciembre con la llegada de Andrés Manuel López Obrador.

PRI refrenda apoyo a AMLO

En su intervención, el diputado Omar Jalil Flores Majul refrendó el apoyo y solidaridad de la bancada del PRI al presidente López Obrador “quien lleva el timón del banco. Necesitamos recuperar el país”, dijo.

El diputado dijo que se debe de reconocer que existe “una crisis de seguridad nacional” y la delincuencia organizada “es un tema se seguridad nacional y requiere un pacto nacional que no incluya la simulación y la demagogia”.

Y que se aplica la Ley y no se repitan casos como la liberación del hijo de El Chapo Guzmán en Sinaloa.

En el tema intervino también el diputado Marco Antonio Cabada Arias, Jesús Villanueva Vega y Heriberto Huicochea Vázquez.