Cuernavaca, Morelos. El ingreso a la Facultad de Enfermería de la Máxima Casa de Estudios de Morelos, a quien su rector Gustavo Urquiza ha denominado “Universidad de Excelencia”, se ha convertido en un negocio redondo.

A pesar de contar con un presupuesto destinado para su operación, el personal administrativo pide a los alumnos de nuevo ingreso, además de una cuota de 3 mil pesos para poder participar en el curso propedéutico de la Facultad, jabón, cloro, papel de baño, toallas y hasta hojas de papel.

De forma anónima padres de familia denunciaron el negocio que se realiza al interior de la Facultad que dirige Edith Ruth Arizmendi Jaime.

Aseguraron que 400 alumnos ingresaron al curso propedéutico y que a cada uno la Facultad les cobró 3 mil pesos, aunque sólo 120 lograron permanecer en la Licenciatura.

“Como madre de familia he visto que los costos son altos, que ingresaron 400 alumnos a un curso propedéutico con un costo de 3 mil pesos cada alumno; fueron rechazados por condiciones de reducción de presupuesto, así se maneja desde nivel federal, y ha sido en todas las facultades y sólo ingresaron 120 alumnos, de esos 120 alumnos, 60 ingresan en agosto y otros 60 entran en febrero.

“Y pues si usted hace cuentas, de 3 mil pesos por 400 alumnos hacemos un costo de 1 millón 200 mil pesos”, dijo una madre de familia.

Además, los alumnos deben comprar a fuerza una playera en la misma Facultad de Enfermería.

“Obligaron a todos los jóvenes que ingresaron al curso, porque fue obligado, a comprar una playera con un grabado de 280 pesos y tenía que ser ahí, porque no era de otra, ahí, su pantalón azul marino de mezclilla y sus zapatos negros de agujeta”, expresó la madre de familia.

Padres de alumnos aseguran que el negocio de las playeras es propiedad del yerno de la directora.

A su ingreso los alumnos aceptados deben llevar material de limpieza y papelería a la Facultad.

“Y los jóvenes ahorita nos estamos enterando que los jóvenes que ya están en clase, pues ya también les pidió por número de lista cierta cantidad de cloro, cierta cantidad de pino, cierta cantidad de hojas, papel de baño y déjeme decirle que en la Facultad nunca, nunca ponen jabón para lavarse las manos, cuando es un tema de salud.

“Y no se dona, lo piden de a fuerza, porque no es si quieres, es por número de lista y en dos semanas se tiene que entregar ese recurso. Yo saqué a colación todo esto porque dije, el rector de la universidad está pidiendo que los municipios den su aportación pro Universidad del 5 por ciento, ¿qué pasa con todos los recursos que cada directivo adquiere durante este tiempo?”, cuestionó una madre de familia.

Los padres de familia ironizaron al decir que la siguiente petición de la directora de la Facultad será que los familiares de los alumnos realicen la limpieza de la escuela.

“Ya nada más lo que esperan los padres es que les digan ‘tienen que pagar el aseo’, o ‘tienen que venir a hacer el aseo’ como en las primarias, como todos sabemos que se hace, ya nada más eso falta, ¿pero por qué si estamos en la Máxima Casa de Estudios”, cuestionó una madre de familia.