Acapulco, Guerrero.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, informó que policías federales se encuentran capacitando a todo los  directores de los planteles de la Universidad para hacer frente a situaciones de violencia, extorsión y  amenazas.

“Sí, hoy me reuní con el maestro Efrén Arellano Cisneros, quien se encuentra preparándose para poder llevar a cabo los protocolos de seguridad en caso de situaciones de amenaza o violencia ", expresó Saldaña Almazán.

En entrevista antes de la inauguración del segundo Congreso Internacional Urbanismo, educación, desarrollo sustentable, salud mental en prospectiva de paz que se llevará acabo del 26 al 28 de septiembre en Museo Histórico Fuerte de San Diego, Saldaña Almazán señaló que se ha reunido con los próximos nuevos alcaldes que tomarán posesión en los diferentes municipios del estado de Guerrero, quienes han extendido  su apoyo y reconocimiento a la Universidad.

Cuestionado sobre la toma control de la seguridad de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco por parte de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero  y la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), Saldaña Almazán, luego de señalar que se enteró de la situación a través de redes sociales, mencionó que apoya todas las estrategias de seguridad que se realicen para el beneficio de Acapulco y que espera que a la presidente electa Adela Román Ocampo le vaya en su administración y cuente con el mejor equipo que le permita realizar acciones para el bien de las comunidades, colonias y barrios acapulqueños.

Por otra parte aprovechó para enviar un respetuoso saludo a los padres de los 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos que este día cumplen 4 años de hacer desaparecido, apuntando que espera que las autoridades hagan al fin justicia y se llegue a la verdad para que los familiares puedan tener tranquilidad y sepan donde están o que fue lo que paso a los estudiantes.

Interrogado sobre si considera que la normal debe desaparecer, mencionó que en definitiva no debe desaparecer, sino más bien las autoridades tendrían que apoyar con más recursos para que los jóvenes tengan mayor oportunidades de desarrollo.