Es bienvenida toda reunión entre el gobernador, Héctor Astudillo Flores, y el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, rectifica Fermín Alvarado Arroyo dirigente del PRI en este municipio.

El 4 de septiembre, cuando Fermín Alvarado tomó posesión como presidente municipal del PRI en Acapulco, se lanzó contra Evodio Velázquez Aguirre, a quien calificó como “desubicado y confundido”.

Ese día, el ex delegado de la Secretaría del Trabajo en el estado,  aseguró que el puerto “tiene un gobernante desubicado, confundido y más concentrado en protagonismos y la confrontación estéril”.

“Por eso no es gratuito que en las calles de Acapulco, la gente empiece a decir que le quedó grande el cargo a Evodio Velázquez, y que lamentablemente no da una”, remató ese domingo frente a unos 200 militantes.

Hoy tras reunirse a puerta cerrada en un hotel de la ciudad con diputados locales de su partido, con el fin de “afinar acciones y estrategias en beneficio de los acapulqueños” y reafirmar su “respaldo a las acciones” del gobernador Héctor Astudillo, Fermín Alvarado calificó la reunión entre el mandatario estatal y Velázquez Aguirre, como una contribución para darle buenos resultados a la gente.

“La política también tiene el otro lado, el del acuerdo. Lo importante es la búsqueda de acuerdos pensando en la gente y en las necesidades del municipio. Toda reunión que contribuya a darle resultados a la gente, es bienvenida”.

Fermín Alvarado aseveró que lo que se ha observado por parte del gobernador, es “una total disposición y disponibilidad de apoyar a todos los presidentes municipales independientemente de su origen partidista”.

Expresó el deseo de que este primer año de administración del edil porteño, le sirva para que “actué de manera responsable, más madura y sobretodo se esfuerce en dar resultados a los acapulqueños”.

Este discurso fue secundado por el diputado local Samuel Resendiz Nava, quien dijo que no van a renunciar a la exigencia de que el secretario de Finanzas de Acapulco y ex alcalde de Coyuca, Merced Valdovinos Diego, presente el informe sobre las condiciones en que su administración dejó a dicho municipio.

“Si nosotros estábamos pidiendo que se respetaran los procesos legales –de la solicitud del préstamo-, obviamente el presidente de la comisión de vigilancia y evaluación de la Auditoria puede hacer que un proceso se desvirtué”.

Respecto al exhorto que los diputados enviaron al ayuntamiento de Acapulco, mismo que ayer se turnó a la comisión de Gobernación para que sea discutida y se analice la posibilidad de dejar sin efecto el acuerdo de la solicitud del préstamo por 158 millones de pesos, Resendiz dijo:

“Yo creo que el préstamo ya no se llevó a cabo y creo que es un debate estéril este que estamos llevando, es un debate que ya no tiene mayor razón de ser”.