Villahermosa, Tabasco.- Al presentarse César Francisco Burelo Burelo, como “delegado con funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena” respondió la mañana de este lunes 29 “al panfleto publicado el 26 por José Eduardo Beltrán Hernández” rechazando “las prácticas de denostación o calumnias públicas entre miembros o dirigentes de nuestro partido”.

En un documento de seis cuartillas, Burelo Burelo invitó a José Eduardo Beltrán Hernández a que “inmediatamente presente su queja ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia y haga valer sus derechos de militante para regularizar la supuesta situación de que se duele”,

Burelo Burelo señala que seguramente Beltrán Hernández “evidencia desconocer los alcances de los resolutivos SUP-JDC1573/2020 y SUP-JDC12/2020, el acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional de 22 de mayo del presente año” y los estatutos.

Expone que Jesusita López Garcés no puede ser dirigente estatal porque se desempeña como Subdelegada Regional de Programas Integrales para el Bienestar Región 3, en Tabasco, y eso la imposibilita para ser integrante de cualquier órgano de dirección de Morena.

Aunque coincide con Beltrán Hernández que en Morena-Tabasco existe una situación irregular derivada, concurrente y menor, de lo que sucede a nivel nacional.

Burelo Burelo afirma que acatará lo que el Comité Ejecutivo Nacional determine en apego al acuerdo del 22 de mayo pasado porque en Tabasco no hay un secretario comisionado para el análisis y resolución de situaciones irregulares: ¡No hay un secretario comisionado hasta el día de hoy!

En otro punto, pone en la balanza la trayectoria de él y de su impugnador Beltrán Hernández, de quien “comprende sus evidentes limitaciones, mismas que le mantienen en la anacrónica concepción de Partido corporativo faccioso”.

Burelo Burelo, cierra su comunicado con la sentencia: Pongamos las baratijas en su lugar, los ídolos al polvo y las esperanzas a la mar.