#Suave Patria

Discurso de AMLO al recibir constancia como presidente electo

Andrés Manuel López Obrador ofreció que “el Ejecutivo no será más el poder de los poderes, ni buscará someter a los otros poderes”.

Por Redacción, 2018-08-08 18:41

México.- Estas son las palabras de Andrés Manuel López Obrador en la entrega de su constancia como presidente electo de México, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación:

Magistradas y magistrados,

Dirigentes de los partidos de la Coalición Juntos Haremos Historia,

Amigas y amigos, todos,

Participo con entusiasmo y solemnidad en este importante acto, en el cual, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, me ha entregado la constancia que me acredita como Presidente Electo.

Antes que nada, rindo homenaje al Pueblo de México por su evidente vocación democrática. Agradezco a los ciudadanos que depositaron en mí su confianza y reconozco la madurez política de quienes aceptaron los resultados electorales.

No cabe duda de que vivimos momentos realmente históricos. Muchas han sido las enseñanzas del pasado proceso electoral, pero considero que su saldo más importante fue la demostración de la elevada conciencia cívica y la sólida dignidad republicana que hemos alcanzado los mexicanos.

Ha sido sorprendente y ejemplar lo acontecido el 1º de julio; nuestra sociedad manifestó su entereza y su talento, y así lo han reconocido otros pueblos, países y gobiernos del mundo.

Ahora nos corresponde asimilar correctamente los sentimientos expresados por el pueblo al emitir el sufragio y ser ejecutores escrupulosos y fieles de ese mandato. Considero que la gente votó por un gobierno honrado y justo. En mi interpretación, la mayoría de los ciudadanos mexicanos están hartos de la prepotencia, el influyentismo, la deshonestidad y la ineficiencia, y desean con toda el alma poner fin a la corrupción y a la impunidad.

Millones de compatriotas aspiran vivir en una sociedad mejor, sin la monstruosa desigualdad económica y social que padecemos. Ha sido muy satisfactorio constatar que incluso los sectores de clase media y no pocos de los más acaudalados manifestaran con su voto el deseo de mejorar la situación del prójimo y su acuerdo en el principio de que el gobierno ha de representar a todos, pero que debe dar preferencia a los olvidados y a los más pobres de México.

Considero que otro de los mandatos de la mayoría es el evitar la violencia, atendiendo para ello las causas que la originan y reformular la política de seguridad, hoy centrada casi exclusivamente en el uso de la fuerza, a fin de construir la reconciliación nacional en el bienestar y en la justicia.

Entre las muchas lecciones del 1º. de julio debo destacar también una que tiene como destinatarios a los dirigentes políticos y a los servidores públicos; es decir, a nosotros mismos: la gente votó para que exista en México un verdadero Estado de Derecho; el pueblo quiere legalidad, no la simulación que en la aplicación de la ley ha persistido desde el Porfiriato.

Los mexicanos votaron también para que se ponga fin a las imposiciones y los fraudes electorales. Quieren castigo por igual para políticos corruptos y para delincuentes comunes o de cuello blanco.

La ciudadanía plasmó en su sufragio el anhelo de que los encargados de impartir justicia no actúen por consigna y que tengan el arrojo de sentirse libres para aplicar sin cortapisas ni servilismos el principio de que al margen de la ley, nada, y por encima de la ley, nadie.

En lo que a mi corresponde, en mi carácter de titular del Ejecutivo federal actuaré con rectitud y con respeto a las potestades y la soberanía de los otros poderes legalmente constituidos; ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todos los integrantes de las entidades autónomas del Estado, que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competen.

En el nuevo gobierno, el Presidente de la república no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes; ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto por sus veredictos.

El Ejecutivo no será más el poder de los poderes ni buscará someter a los otros. Cada quien actuará en el ámbito de su competencia y la suma de los trabajos respetuosos e independientes fortalecerá a la República y el Estado Democrático de Derecho transitará del ideal a la realidad.

No olvidemos nunca que debemos la apertura de estos nuevos horizontes al pueblo, al pueblo soberano que está por encima de individuos, grupos o facciones, por poderosos que sean o que parezcan.

En la elección del 1º de julio quedó demostrado que así como el autoritarismo y la abyección envilecen y desprestigian a las instituciones, la voluntad democrática de la ciudadanía puede renovarlas y fortalecerlas.

No desaprovechemos o desperdiciemos este momento de condiciones políticas inmejorables para llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México. El pueblo ha conquistado con energía y dignidad su derecho indiscutible e indiscutido de regir sus propios destinos y de ser gobierno.

Contamos con amplias bases de legitimidad para hacer realidad el deseo colectivo de vivir en paz, con justicia y libertad.

Sólo me resta decir que actúo guiado por principios y soy perseverante. Ninguna tentación me quitará la autenticidad o desviará mí camino en la búsqueda del humanismo y la fraternidad.

Reitero: voy a cumplir todos los compromisos de campaña, no le voy a fallar a los ciudadanos y habré de ser fiel en todos mis actos al interés, la voluntad y el bienestar del único que manda en este país: el pueblo de México.

¡Que viva la cuarta transformación del país!

¡Que viva la nueva república!

¡Que viva la voluntad soberana del pueblo!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

#Suave Patria

Carnicería deja casi 19 mil muertos en México durante 2018

Según cifras oficiales, los homicidios aumentaron un 15% con respecto al año pasado. Guerrero ocupa el tercer lugar más de mil 500 ejecutados.

Por Redacción, 2018-09-22 12:06

Efe.- México registró 18.835 asesinatos durante los ocho primeros meses de 2018, un 14,9 % de aumento respecto a los 16.013 ocurridos en el mismo lapso del año previo, según estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En agosto pasado hubo 2.488 homicidios dolosos en el país, un 4,4 % menos que en el mes previo, julio, el más violento del año con un total de 2.603 asesinatos, señala el reporte de delitos por año del Sistema, que depende de la Secretaría de Gobernación.

Los estados con más homicidios durante los primeros ocho meses de 2018 han sido Baja California con 1.814 casos, Guanajuato con 1.671, Guerrero con 1.507, el de México con 1.472 y Chihuahua con 1.293, conforme al registro oficial.

Solo en Guanajuato, en las últimas 48 horas murieron asesinadas 22 personas, cinco de ellas en un tiroteo registrado en Apaseo el Alto, informaron las autoridades de estado.

En el periodo enero-agosto de 2018 se registraron 538 feminicidios en el país, además de 11.845 casos de abuso sexual y 1.819 situaciones de acoso sexual.

El SNSP registró 52.358 robos a casas habitación en los primeros ocho meses de 2018, lo que supone un retroceso respecto a los 56.647 casos presentado en el mismo periodo de tiempo del año anterior.

En los primeros ocho meses del año se ha informado de 132,593 robos de automóviles, una cifra que es ligeramente superior a los 129.156 casos que se presentaron en el mismo periodo del año anterior.

México tuvo en 2017 el año más violento en dos décadas con un total de 24.881 homicidios dolosos, con octubre (2.352) desde que se lleva registro de la incidencia delictiva.

#Suave Patria

“AMLO tiene un pacto con el PRI y es un intolerante”: PAN

Marcelo Torres Cofiño condenó lo que llamaron el Acuerdo Mordaza para que Morena controle a la oposición.

Por Redacción, 2018-09-22 11:28

México.- El dirigente nacional del PAN, Marcelo Torres Cofiño, acusó al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de ser un intolerante al no aceptar críticas después de que su grupo parlamentario en el Senado aprobó un acuerdo para disminuir el tiempo de participación de los legisladores en el pleno de la Cámara Alta.

En entrevista, Torres Cofiño aseguró que López Obrador no acepta críticas ni señalamientos, y condenó lo que llamaron el Acuerdo Mordaza para que Morena controle a la oposición.

El también diputado local de Coahuila acusó que Andrés Manuel López Obrador “está mostrando su carácter, está mostrando su improvisación, su intolerancia, él no acepta una crítica, un señalamiento, una posición distinta a la que él tiene”.

Explicó que lo que se ha visto a partir del 1 de julio es, lamentablemente, una serie de actitudes y decisiones que no contribuyen a la democracia que México exige.

“El pasado 1 de julio la señal fue muy clara: los ciudadanos se expresaron en contra de la corrupción y la impunidad, y hoy, tristemente, vemos que aquella promesa de campaña de López Obrador, de otorgar amnistía; es decir, el perdón a los políticos corruptos y criminales está siendo una realidad”, determinó Torres Cofiño.

Advirtió que lo que el pueblo mexicano demanda hoy es que se combata la corrupción y, por supuesto, la impunidad e injusticia.

“Pero López Obrador va de reversa. México está verdaderamente de cabeza, lamentablemente López Obrador está cumpliendo algunas de sus promesas que van en perjuicio de los propios mexicanos, creando falta de certeza y credibilidad hacia las inversiones que ya existen y, por supuesto, las extranjeras y nacionales que han pretendido instalarse en México”, puntualizó el diputado.

Recordó que el Partido Acción Nacional es la única oposición seria y responsable que existe en el país, porque el PRIMOR (PRI-Morena) es una realidad.

#Suave Patria

Frivolidad de la familia presidencial queda retratada en revista

El presidente puede presumir logros irrisorios, pero de lo que no se salvará es de la falta de sentido común en el uso de su imagen.

Por Redacción, 2018-09-22 11:13

México.- Al final de su sexenio, Paulina Peña Pretelini es la protagonista de la última edición de ¡Hola!, en donde supuestamente habla de lo que aprendió durante su vida en Los Pinos, la entrevista, más que hablar de ella, habla de su padre, Enrique Peña Nieto y confirma que jamás entendió las implicaciones políticas de dejar que su familia se comportara como monarquía.

Se trata de la frivolidad, punta en su columna Estrictamente Personal, de El Financiero, Raymundo Riva Palacio, quien indica que el comportamiento de la familia es lo que terminó por dinamitar la figura presidencial.

“Permitió que su esposa Angélica Rivera abriera las puertas de Los Pinos a la revista ¡Hola!, para tomarle fotografías propias de la realeza y no de un gobierno republicano, y sin freno divulgara la compra y ampliación de su casa blanca en las Lomas de Chapultepec, que provocó que un curioso reportero, Rafael Cabrera, indagara el entretejido de esa obra que se convirtió en el punto de quiebre de la credibilidad presidencial, el antes y después de un sexenio que se esperaba de luces, y terminó en la sombra de una pesadilla interminable con la marca indeleble, con razón o sin ella, de corrupción”, señaló el columnista.

“La falta de recato de la familia presidencial y de prudencia por parte del presidente, lo vuelve a exhibir ante la opinión pública como un hombre frívolo, que, o no tiene control sobre su familia, o está rebasado por ella. Ningún presidente antes que él había permitido la utilización de la revista ¡Hola! como un vehículo de comunicación política, porque esto es comunicación política. La revista de la monarquía y la aristocracia, de los millonarios y los pudientes, escogida como el escaparate de fin de sexenio de la familia presidencial”.

En este punto, Riva Palacio señala un concepto de comunicación que acuñó en 1964 Marshall McLuhan, quien indicó que “el medio es el mensaje”.

“Cuando en su influyente libro sobre la teoría de los medios de comunicación, señaló que no es el contenido, sino el medio en sí mismo lo que debía de estudiarse y analizarse, al ser un componente fundamental de cómo se influye en una sociedad, en tanto cómo se proyecta al ser el medio una extensión de sí mismo. Peña Nieto no estudió comunicación, sino derecho, y su equipo de comunicación demostró, a lo largo del sexenio, una incompetencia antológica. La portada de ¡Hola! es, en este sentido, la confirmación de lo dicho”, indicó.

“Peña Nieto lo debió haber sabido, pero nunca lo entendió y seguirá sangrando por la misma herida hasta que termine su mandato. Bien ganado se lo tiene”.