México.- El metro implementa estrategia de seguridad para evitar y castigar el robo al interior de sus instalaciones. Ha logrado reducir casi en 55% este tipo de delitos.

Lo anterior según estadísticas de la Dirección General de Política y Estadística Criminal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX. Misma que realizó su Análisis de Incidencia Delictiva Robo a Pasajero a Bordo del Metro.

En el análisis se indica que en diciembre de 2018, el promedio diario de casos fue de 10.19 delitos, cifra que al cierre de octubre de este año, se redujo a 4.65 casos al día.

El Sistema de Transporte Colectivo, Metro cuenta con un Gabinete de Seguridad Institucional, encabezado por la propia titular del Metro, Doctora Florencia Serranía Soto.

Se trata un órgano colegiado encargado del análisis, definición, seguimiento y evaluación de las acciones en materia de seguridad.

Esto en coordinación con las instancias de Seguridad Ciudadana y Procuración de Justicia local. Desde ahí se articula la supervisión permanente y exhaustiva del personal policial.

Además de monitoreo y operativo para dar especial atención a las estaciones que presentan incidencia, se implementan medidas disuasivas con el uso de silbatos, megáfonos y uso de pulpitos por parte de la policía adscrita a las estaciones.

Por su parte personal de andenes realiza recorridos constantes para agilizar el descenso y ascenso de usuarios con el fin de evitar aglomeraciones. Además de recorridos de vigilancia en accesos, pasillos, andenes y trenes de las estaciones.

Asimismo, se llevan a cabo operativos en trenes y andenes en coordinación con el Puesto Central de Monitoreo (PCM) del STC Metro. Esto para detectar, detener y remitir carteristas o infractores.

Incluso se cuenta con un registro de fichas delictivas de personas dedicadas al robo a pasajero en el Metro. Con lo cual se realiza el seguimiento de identificación en la Red, a través de las cámaras de video vigilancia del PCM.

Se realiza también la supervisión nocturna para cubrir tapones, talleres, garajes, recorridos en estaciones y atención de incidentes que se presenten fuera del horario de servicio.

El comercio informal es atendido por un grupo conformado por personal de la Gerencia de Seguridad Institucional y Policía Auxiliar. Esto para contener y remitir a las personas que ejercen el comercio informal en las 12 líneas de la Red.

El STC Metro cuenta con un estado de fuerza integrado por 3 mil 761 elementos policiales. De los cuales 2 mil 395 pertenecen a la Policía Auxiliar (PA) y mil 366 a la Policía Bancaria e Industrial (PBI).