México.- En enero de 2019 se cometieron mil 361 homicidios ligados al crimen organizado, dicha cifra lo coloca como el segundo inicio de año más violento, por debajo del récord impuesto en los primeros 31 días de 2018, cuando se contabilizaron mil 562 asesinatos de esta índole.

Esto significa que en enero de este año los homicidios dolosos disminuyeron 13 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2018.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador comienza con un bimestre diciembre-enero marcado por 2 mil 727 asesinatos vinculados a la delincuencia organizada y con un promedio diario de 44 homicidios de esta índole.

Desde noviembre pasado los homicidios que llevan el sello del narco han disminuido mes tras mes; entre noviembre y diciembre la diferencia fue de 119 muertes, y entre diciembre y enero de 5. No obstante, la violencia relacionada con los ajustes de cuentas entre criminales se mantiene por encima de los mil 300 casos.

Seis entidades concentran 56 por ciento de las víctimas: Guanajuato (224), Baja California (157), Guerrero (127), Chihuahua (93), Michoacán (83) y Veracruz (78). Son los mismos estados que en los últimos dos años han liderado este conteo pese a los operativos de seguridad implementados por las autoridades.

Guanajuato se mantiene a la cabeza de este recuento con 224 asesinatos. La entidad vivió una ola de violencia impulsada también por el robo de combustible, tema que selló los últimos 31 días la zona centro del país.

El año pasado, la entidad entonces gobernada por Miguel Márquez registró en enero 148 asesinatos; comparado con este inicio de año el aumento es de 49 por ciento.

Sin embargo, en los últimos siete días del mes se recrudeció la violencia en Guanajuato, con un total de 69 víctimas mortales.