México, Notimex.-Luego de que unos cinco mil manifestantes se reunieron hoy frente a la sede del Parlamento georgiano en Tiflis, protestas antigubernamentales derivaron en fuertes enfrentamientos, por lo que la policía tuvo que utilizar gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma.

Una portavoz del Ministerio de Salud de Georgia informó que 52 personas que resultaron heridas en las protestas tuvieron que ser hospitalizadas, 38 de las cuales son policías, y los demás participantes de la manifestación.

Las protestas comenzaron luego de la participación de una delegación rusa, encabezada por el diputado de la Duma Estatal rusa Serguéi Gavrílov, en la 26 sesión de la Asamblea Interparlamentaria sobre Ortodoxia, organizada por Tiflis, informó a la agencia rusa de noticias TASS el Ministerio de Salud del país del Cáucaso.

Los diputados de la oposición georgiana se indignaron por el hecho de que Gavrílov se dirigió a los delegados desde el puesto del presidente del Parlamento. Los representantes de la oposición protestaron en el podio e impidieron que continuara la sesión.

Los representantes del partido gobernante de Georgia explicaron que desconocían que el diputado ruso abriría la reunión y suponen que el servicio de protocolo cometió un error.

El primer ministro de Georgia, Mamuka Bajtadze, aseveró que la oposición trata de desestabilizar al país, debido a que piden la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze; del ministro del Interior, Gueorgui Gajaria, y del jefe del Servicio de Seguridad Estatal, Vajtang Gomelauri. Gajaria afirmó que "si es necesario" lo hará.