Guerrero.- La contienda por la ocupación del distrito 24 en Guerrero –que contempla los municipios de Tixtla, Mochitlán, Quechultenango y Mártir de Cuilapan-, ha comenzado a dividir a políticos del partido del PRD, especialmente a los del grupo afín al exdiputado Bernardo Ortega Jiménez.

Se trata del alcalde con licencia de Tixtla, Hosseín Nabor Guillén, quien aspira a ser candidato por la diputación del distrito 24 la cual también es buscada por Bernardo Ortega Jiménez, líder de un grupo de políticos en los municipios de la región Centro, entre ellos el alcalde con licencia de Tixtla y la diputada con licencia, Erika Alcaraz González.

Fuentes del municipio tixtlleco, informaron sobre una posible ruptura entre Nabor Guillén y su jefe político, Bernardo Ortega, debido a la búsqueda de ambos de la candidatura por la diputación del distrito 24.

Debido a la fuerza política del originario de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango, Hosseín Nabor Guillén buscaría el apoyo del precandidato del Frente Ciudadano por México, Ricardo Anaya quien este día visitó el municipio de Acapulco.

En el evento en Acapulco se vio al alcalde con licencia de Tixtla, y fue notoria la ausencia de Bernardo Ortega, quien busca continuar con el poder del PRD en el violento distrito 24 como diputado, mientras Erika Alcaraz busca la presidencia municipal de Tixtla.

Aunque el edil con licencia no confirmó sobre el rompimiento, su acercamiento con Ricardo Anaya sería el primer paso de este hecho al saberse fuera de la contienda debido a la acaparación que tendrá el grupo de Ortega Jiménez en la zona.

En el encuentro realizado en el puerto de Acapulco, Nabor Guillén se vio cercano al abanderado del Frente con quien comieron y acordaron un grupo de políticos perredistas que buscan cargos de elección popular en la coalición Por México al Frente.