En 1982, el actor Ramón Valdés asistió a un programa de televisión chilena.

Esta grabación empezó a viralizarse tras las declaraciones de Florinda Meza en Brasil sobre Ramón Valdés. La entrevista fue hecha por el destacado Raú Matas en el programa de televisión: "Vamos a ver", en Santiago de Chile en 1982.

La entrevista inicia cuando el actor llega corriendo porque supuestamente está huyendo de un mozo que lo persigue para que pague una "torta de jamón" que comió.

Tal como se aprecia en la reproducción de YouTube, Ramón Valdés jamás pierde el humor e interactúa con el público que está en el set, quienes no pueden dejar de reír por las ocurrencias de este actor.

Durante la entrevista subida a YouTube, Ramon Valdés contó sobre su familia. Además, jugó con los niños que se encontraban en el local de grabación.

Última entrevista

Última entrevista

Este video fue publicado en YouTube en diciembre del año pasado, pero pasó inadvertido hasta las fuertes declaraciones que dio Florinda Meza. Ella aseguró que Valdés consumía drogas.

Don Ramón entra corriendo al estudio porque un mesero le quiere cobrar una torta de jamón sin chile. Entre chistes y muchos gestos, habla de sus actividades, de sus siete hijos y de sus dos matrimonios. También refiere sobre un circo donde en ese tiempo recorría la República mexicana.

También se da tiempo para improvisar un juego con algunos niños chilenos que hacen reír a la audiencia.  Cuenta el clásico chiste del policía judicial que era tan chiquitito que dormía en la recámara de su pistola.

La entrevista se realiza tiempo después de haber dejado el grupo de Roberto Gómez Bolaños y emprender una carrera solo o apareciendo en el programa que dirigía su hermano el Loco Valdés.

Al final de la entrevista, una actriz disfrazada de doña Florinda entra a escena mientras don Ramón está hablando mal de esa “vieja chancluda”, como le llamaba en el programa del Chavo del 8. La entrevista concluye con la clásica cachetada a don Ramón y don Florinda sale llevándose de la mano al entrevistador al que le dice: “vamos tesoro, no te juntes con esta chusma”.