México, Notimex.- Donde están, donde están, nuestros hijos donde están, fue el grito desgarrador de cientos de mujeres que hoy marcharon en esta ciudad para exigir la búsqueda de sus familiares desaparecidos en los últimos años en Nuevo León.

Al filo de las 7:30 de la mañana un grupo de integrantes de la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados y Desaparecidos de Nuevo León (AMORES) se concentraron en la Plaza de Purísima para iniciar una marcha hacia la Fiscalía de Justicia del estado.

La portavoz de Amores, Juana Estala, expresó en su mensaje central que “nuestro grupo está conformado por más de 65 familias de personas de desaparecidos en los estados de Nuevo León y Tamaulipas”.

“Como cada año, nos manifestamos este 10 de mayo, Día de la Madres, para expresar el dolor que vivimos día a día al no saber el paradero de nuestros seres queridos desaparecidos”, dijo.

Resaltó que “En Nuevo León, tenemos 10 años buscando”.

Estela subrayó que “necesitamos que las autoridades nos escuchen y hagan su trabajo, que se apresuren para que tengamos mayores avances en las investigaciones y en la localización”.

Puntualizó que “nos mueve el amor y la esperanza por alcanzar la verdad y la justicia, no descansaremos hasta encontrarles”.

En esta ocasión, dedicaron la marcha en memoria de algunas compañeras que se adelantaron en el camino sin encontrar a sus hijos.

Durante la marcha las mujeres integrantes de la agrupación fueron acompañadas por Alan García, representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en México.

Al llegar a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León, fueron recibidas por el representante de la dependencia, Mauro Zacarías, quien prometió que se dará seguimiento a los reclamos presentados.