Agencia AFP.- El piloto italiano Andrea Dovizioso (Ducati) ganó este domingo el Gran Premio de Malasia y el líder del Mundial, el español Marc Márquez (Honda) fue cuarto, por lo que el título de MotoGP se decidirá en la última carrera, el 12 de noviembre en Valencia.

Dovizioso, el último en poder evitar que Márquez gane su cuarto mundial, terminó por delante a su compañero de equipo, el español Jorge Lorenzo (a 743 milésimas), y del francés Johann Zarco (Yamaha Tech3), que fue tercero, a 9 segundos y 738 milésimas.

En la clasificación del Mundial 'Dovi' está a 21 puntos de Márquez (261 frente a 282) y en Valencia se distribuirán 25 unidades. El italiano tendría que ganar y esperar que Márquez finalice más allá de la 13ª plaza.

En Sepang (5,543 km), donde ya ganó en 2016 bajó la lluvia, el italiano demostró su calidad. Zarco, segundo en la parrilla de salida, y Márquez, séptimo, habían protagonizado los mejores arranques.

Pista extremadamente resbaladiza

"La carrera de hoy ha sido la más difícil que podría tener para el campeonato porque ha sido en condiciones de lluvia y la pista estaba extremadamente resbaladiza. De todas maneras, he hecho una buena salida, y he intentado apretar en el inicio porque no quería quedarme atrapado en medio del grupo", analizó Márquez.

"Ahora tenemos que seguir concentrados, entrenar bien esta semana y trabajar para estar al 100% el domingo de Valencia sin relajarnos demasiado con la ventaja que tenemos", añadió.

Su equipo, Honda, se aseguró el título de constructores por quinta vez desde 2010 antes de la última carrera del año.

El piloto español Marc Márquez durante el Gran Premio de Malasia de MotoGP en el circuito internacional de Sepang, el 29 de octubre de 2017

Tras la salida, los dos pilotos de Ducati, Dovizioso y Lorenzo, tomaron vuelo y el español lideró la carrera hasta que un error en el frenado a cinco vueltas del final permitió al italiano situarse primero.

"Tenía un buen ritmo, era muy difícil, pero la moto ha ido muy bien para mí. El fin de semana ha sido perfecto", dijo Dovizioso. "Me siento muy contento de mantener mi desafío de ganar el Mundial", añadió.

Este doblete de Ducati borra la mala actuación de hace una semana en Australia, cuando Dovizioso fue 13º, dejándose buena parte de sus opciones de conquistar el Mundial, y Lorenzo 15º.

El español Dani Pedrosa (Honda), que había logrado la pole position, fue quinto, mientras que las Yamahas oficiales del italiano Valentino Rossi y del español Maverick Viñales fueron séptima y novena respectivamente.

Morbidelli, campeón del mundo

Además en Moto2 el italiano Franco Morbidelli (Kalex) se coronó campeón del mundo al terminar el Gran Premio de Malasia en tercera posición, con el portugués Miguel Oliveira (KTM) en lo alto del podio.

El sudafricano Brad Binder (KTM) se adjudicó la segunda posición de la carrera.

El romano, de 22 años, se había asegurado el título ya antes del inicio de la carrera, después de que el suizo Thomas Lüthi se retirara tras haberse roto la pierna durante las clasificatorias del sábado.

Con esta victoria, el piloto de Kalex se convierte en el primer italiano en ganar un título de Moto2 en casi 10 años, desde que Marco Simoncelli -fallecido en 2011 en el GP de Malasia- lo hiciera en 2008.

Finalmente en Moto3 el piloto español Joan Mir, ya campeón del mundo de la categoría, confirmó su superioridad con un nuevo triunfo.

Mir, que salió desde la pole, sumó su décima victoria de la temporada -récord desde que se creó la categoría en 2012-, al terminar por delante del español Jorge Martín y del italiano Enea Bastianini.

El español de 20 años, que se coronó campeón del mundo con una espectacular actuación la semana pasada en Phillip Island, tomó el liderato en la 15º vuelta y después dominó el resto de la carrera.