México.- La doctora Yaneli Vilchis fue denunciada por presuntamente, haberse negado a realizarse una inspección médica a una joven de 13 años luego de haber sido, posiblemente, agredida sexualmente.

La denuncia, hecha por el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF), asegura que la funcionaria no le realizó los exámenes médicos pertinentes a la menor, lo que impidió que se tuviera registro oficial de la agresión sexual de la que fue víctima.

El hecho ocurrió el pasado 21 de agosto, cuando la menor, identificada como Karla "x", fue llevada al Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, Estado de México, luego de que personas desconocidas le dieran a tomar una bebida y le provocaran la pérdida del conocimiento.

Al llegar al hospital, y dada su gravedad, Karla fue remitida a terapia intensiva. Su familia le pidió al personal del hospital que se le realizan los estudios necesarios para saber cuál era la sustancia que le fue suministrada a la niña, y para confirmar o descartar una posible violación sexual, pero el personal médico no actuó como indican los manuales de procedimiento.

De acuerdo con el Observatorio, el hospital tampoco informó al Ministerio Público sobre lo ocurrido con la adolescente,  según estipula la norma 046, por lo que se considera que "su actuar fue dilatorio y omiso".

"Fue el propio padre de Karla quien acudió al Ministerio Público la misma noche del 21 de agosto, a pesar de ello, el formato llenado por funcionarios del hospital no llevaba ni siquiera la edad de la niña. Durante toda esa noche, ningún médico acudió a certificar el estado de salud de Karla; mucho menos a realizar el estudio ginecológico y proctológico", denunció la organización.

Fue hasta el 22 de agosto, después de que el OCNF se pusó en contacto con la subprocuradora para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Dylcia García, cuando fue enviado el médico legista a revisar a la menor.

Cuando ella recuperó la memoria, le mostró a sus padres los golpes que tenía. Sin embargo, en el hospital solo le practicaron pruebas ginecológicas superficiales, "no los estudios necesarios y a profundidad que pudieran descartar con certeza una violación sexual", acusó el organismo.

El 24 de agosto, la doctora Yaneli Vilchis dio de alta a Karla de manera y no entregó a sus familiares el resultado de la prueba de antidoping. Aunque el hospital descartó la existencia de una violación, le suministraron una pastilla anticonceptiva de emergenciaasí como otra contra el VIH, todo sin autorización previa de los padres de familia.

La organización señaló que los padres de Karla solicitaron que se le tomara una muestra de sangre para que le realizaran un antidoping, y como respuesta la doctora "inició una serie de reclamos que derivaron en la revictimización de la joven y su familia. Asimismo, de manera déspota, informó que no realizaría el estudio sino hasta que le fuera presentado un oficio por parte de la Fiscalía".

El Observatorio explicó que el retraso en la práctica del estudio provocó que disminuyeran las posibilidades de conocer cuál fue la droga suministrada a la niña, lo que derivó en que al momento de realizarse el estudio, éste no arrojara nada.

"Esto es grave, porque no es el primer caso relacionado con el suministro de drogas y/o sustancias que impactan en la salud de jóvenes y niñas, por lo que la obstaculización de la doctora frenó una investigación que pudiera derivar no solo en la identificación de la droga, sino en la del modus operandi que está violentando la integridad física de las mujeres y que pudiera estar relacionado con delitos de violencia sexual, desaparición, trata o incluso feminicidios", expresó el OCNF.

La organización acusó a la doctora de hacer firmar al padre de Karla un pagaré por 10 mil pesos para la atención de la adolescente, "sin que necesariamente la niña fuera atendida conforme a la Ley".

El Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, conformado por 43 organizaciones de la sociedad civil, exige a las autoridades del Estado de México investigar y sancionar el proceder de la doctora Yareli Vilchis Venegas y del Hospital Regional de Zumpangopor las violaciones cometidas contra Karla.

También pidió que se realice una investigación que contemple el contexto criminal que se vive en el Estado de México que vulnera la vida e integridad de las mujeres y que realice acciones de prevención para evitar la continuidad del modus operandi que forma parte de la violencia feminicida en la entidad.