#Suave Patria

Drogas de receta, los pacientes drogadictos en México

Un número indeterminado de adultos y adultos mayores escapan a las estadísticas del consumo de drogas. Las campañas gubernamentales solo están orientadas a los jóvenes.

Por Lucía Deblock, 2019-05-12 20:49

México.- En octubre de 2017 Trump declaró emergencia de salud pública nacional ante la crisis causada por el consumo de opiáceos -analgésicos de receta controlada como Percocet y OxyContin-, la heroína y el opioide sintético fentanilo, que matan a más de 142 ciudadanos al día.

En fentanilo es una droga 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más que la morfina; este opiáceo es usado para controlar el dolor y como anestésico. Es el opiáceo más potente de uso médico en el mercado, pero también se usa para “cortar” drogas callejeras y así, incrementar sus efectos y provocar mayor adicción, por lo que está íntimamente relacionado a las sobredosis de heroína y cocaína. Según la DEA, el fentanilo llega desde México y China.

El mayor reto que enfrenta México es que el fentanilo se ha convertido en una droga ilegal por su abuso en la confección de drogas de diseño y el corte de sustancias; sin embargo, su fabricación y utilización como un medicamento es perfectamente legal. Esto impide establecer una prohibición radical sobre los precursores de esta sustancia.

Fentamilo droga
No sólo los jóvenes se drogan.

En México hay una estricta política para emitir recetas de medicamentos controlados, las farmacias son minuciosas con la expedición de los medicamentos, sin embargo, el problema no reside en el cómo se prescriben estos medicamentos, sino en el por qué cada día hay más personas adictas a los medicamentos controlados, en particular a los opiáceos, sin que el gobierno haya tomado medidas en el problema: ¿Por qué la primera opción contra el dolor es un opiáceo?

En México es imposible saber la cantidad de recetas expedidas por año, sin embargo, sabemos que en E.U se hicieron 259 millones de recetas de derivados del opio en 2014. Así, cuando la adicción se ha incrementado lo suficiente y se vuelve económicamente insostenible por la vía “legal”, para el paciente siempre será una opción recurrir a las drogas callejeras.

En 2014, Rosiella tenía 45 años y dos hijos. Una depresión la convirtió en adicta: “No tenía idea del daño que me causarían esos medicamentos; nunca pensé en controlarlo porque confiaba en mi médico y creí, tontamente, que él sabría manejarlo”, dijo.

Lo que le recetaron a Rosiella durante su tratamiento psiquiátrico fue una dosis nocturna de 0.5 mg de Tafil -pertenece a la familia de las benzodiazepinas y se utiliza para el tratamiento de los estados de ansiedad, especialmente en las crisis de angustia, agorafobia y estrés intenso- además de antidepresivos y estabilizadores de ánimo.

Drogas opiaceos
Un círculo vicioso que no acaba.

Al cabo de 3 años, Rosiella terminó consumiendo 6 mg diarios; su estado de ánimo era impredecible, así que de vez en cuando usaba un poco de cocaína para “levantarse” y de forma social lo mezclaba con alcohol. Padecía intensos ataques de pánico y se acentuaron los estallidos de rabia, por lo que finalmente fue hospitalizada.

Desintoxicarse ha sido para ella relativamente fácil si lo compara con la rehabilitación, donde ha tenido que enfrentar el mismo cuadro depresivo que la llevó al psiquiatra por primera vez, más las pérdidas y problemas acumulados durante ese periodo de adicción aguda. También ha perdido la capacidad de dormir sin medicamentos. “Es un círculo vicioso que no acaba”, Afirma. “Ahora tengo más problemas que cuando llegué al consultorio por primera vez y le tengo miedo a los medicamentos, pues gracias a ellos descubrí mi personalidad adictiva”, revela.

Medicamentos recetados tras una intervención dental, que abarcan drogas como la oxicodona, hidrocodona, oximorfona y metadona, pueden convertir a una persona en adicta con sólo una prescripción.

De acuerdo a los Centros para el control y prevención de las enfermedades en Estados Unidos, entre 1999 y 2013, la mayoría de las personas que murieron de sobredosis por opioides recetados tenían entre 45 y 54 años, y la tasa para aquellos de entre 55 y 64 años aumentó más de siete veces.

Tal vez es normal que el foco de atención de las campañas gubernamentales esté puesto en los jóvenes, pero hay un número indeterminado de adultos y adultos mayores que escapan a las estadísticas sobre el consumo de drogas.

Las adicciones en este segmento de la población está agazapada detrás de la legalidad de los medicamentos recetados y los médicos que prescriben opiáceos como primera opción, indiscriminadamente y sin mayor control, además de los requerimientos de la receta.

Es tiempo de decirlo: no sólo los jóvenes se drogan.

#Suave Patria

AMLO hace fiesta LGBT pero no impulsa el matrimonio igualitario

López Obrador no consideró que no es necesario aprobar el matrimonio ya que “están garantizados los derechos de las personas a ejercer su libertad”.

Por Redacción, 2019-05-19 14:43

México.- Durante la conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador conmemoró el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, e hizo énfasis en que su gobierno no permitirá la discriminación y es respetuoso de las libertades.

«Nosotros estamos construyendo una auténtica democracia y el sustento principal de la transformación es el garantizar las libertades a todos los mexicanos: es democracia, libertad y justicia” remarcó.

Por su parte, Alejandra Hass Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), afirmó que se ha trabajado para apoyar con servicios de salud dignos, inclusión e igualdad laboral y en la creación de espacios libres de discriminación y violencia a las personas de diversidad sexual.

Sin embargo, al ser cuestionado sobre la posibilidad de impulsar una ley federal que garantice los matrimonios entre personas del mismo sexo, López Obrador no consideró que sea necesario ya que “están garantizados los derechos de las personas a ejercer su libertad”.

“Ya hay un marco legal establecido. Las leyes, tanto en lo que tiene que ver en la federación en los estados, ya hay resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y eso es lo que se va a respetar, básicamente”.

Ante esto el presidente declaró que se respetarán las leyes que ya existen pero consideró que ya están garantizados los derechos de las personas para ejercer su libertad.

Si bien en algunas entidades ya está aprobado el matrimonio igualitario, como el caso de la Ciudad de México, la negativa del presidente de llevarlo al Congreso obliga a las personas a tener que recurrir en algunos lugares del país a los fallos de la Corte Suprema para poder ejercer sus derechos.

Las declaraciones de la presidencia contrastan con la situación real de los derechos de la comunidad LGBTI, que actualmente enfrenta una avanzada de grupos religiosos, como la iglesia evangélica que se alió a la campaña de López Obrador para la presidencia, representada por el hoy extinto partido Encuentro Social.

#Suave Patria

Morena y PRI, líderes en inasistencias en el Senado

Los legisladores del PRI tuvieron, por ejemplo, una media de 30 faltas por cabeza, seguido de los de Morena.

Por Redacción, 2019-05-19 14:30

México.- Los senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Verde Ecologista de México (PVEM) y Acción Nacional (PAN) fueron proporcionalmente los más faltistas del segundo periodo ordinario de votaciones de la LXIV Legislatura (2018-2024).

Entre el 1 de febrero y el 30 de abril de 2019 hubo, en promedio, una sesión de votación cada cuatro días. Y en promedio, uno de cada seis senadores no se presentó a votar. Los legisladores del PRI tuvieron, por ejemplo, una media de 30 faltas por cabeza, seguido de los de Morena, PVEM y PAN, cuyos legisladores tuvieron 20 ausencias en promedio por cabeza.

Inclusive los 10 senadores más faltistas (siete morenistas, dos priistas y un panista) provinieron de alguno de estos partidos. Entre ellos destacan Jesús Lucía Trasviña Waldenrath (85 inasistencias en 126 sesiones), Carlos Humberto Aceves del Olmo (84) e Ifigenia Martínez Hernández (76).

Pese a que el 60 por ciento de los senadores faltó por lo menos a uno de los 23 días de sesión ordinaria con votación, y a pesar de que sólo tres legisladores –el petista con licencia indefinida desde mayo, Alejandro González Yáñez, así como los morenistas Martí Batres Guadarrama y Mónica Fernández Balboa– no faltaron una sola vez a votar, las inasistencias no implicaron necesariamente que los funcionarios públicos dejaran de laborar o faltaran a sus responsabilidades como legisladores.

#Suave Patria

PAN denuncia a Bienestar ante Fepade e INE por favorecer a Morena

Desde el gobierno federal se busca crear una red clientelar con fines electorales a través de la entrega de apoyos sociales, acusa Acción Nacional.

Por Redacción, 2019-05-19 13:58

México.- El dirigente nacional del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, interpuso una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) contra funcionarios de la Secretaría de Bienestar por favorecer a los candidatos de Morena.

“Acción Nacional presentó una queja ante el INE y una denuncia en la Fepade contra los funcionarios de la Secretaría de Bienestar y quienes resulten responsables de posibles delitos electorales, a fin de que se detengan y sean castigados”; expuso Cortés en un comunicado.

El panista aseveró que desde el gobierno federal se busca crear una red clientelar con fines electorales a través de la entrega de apoyos sociales.

“Vemos con mucha preocupación que, en lugar de buscar reactivar la economía, disminuir la violencia y brindar seguridad a los mexicanos, el presidente de la República y su gobierno estén más preocupados en apoyar a los candidatos de Morena repartiendo ilegalmente tarjetas para el bienestar entre la población de los seis estados donde habrá elecciones”, afirmó.

Cortés afirmó que el presidente López Obrador sigue en campaña entregando apoyos económicos a fin de ganar elecciones, en lugar de resolver los problemas que aquejan al país como la violencia y la incertidumbre económica.