México, Notimex.-El presidente de Colombia, Iván Duque, aceptó hoy la renuncia de su ministra de Justicia, Gloria Borrero, tras la polémica entre el gobierno y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por un fallo que frena la extradición a Estados Unidos del exguerrillero Jesús Santrich.

Esta es la primera baja del gabinete nombrado por el mandatario a su llegada al poder el 7 de agosto pasado. "Quiero anunciarle a Colombia que la nueva ministra de Justicia es la magistrada y expresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Margarita Cabello", declaró Duque a medios locales.

El presidente colombiano dijo que platicó en días pasados con Borrero sobre su salida para evitar que su renuncia fuera relacionada con la polémica causada por la decisión de la justicia de paz de negar la extradición de Santrich, acusado de cargos de narcotráfico en Estados Unidos.

Por su parte, Borrero señaló al canal RCN que su relevo forma parte "de los cambios normales de cualquier gobierno". Sin embargo, su dimisión toma relevancia por el escándalo que envuelve el fallo a favor de Santrich, y que provocó el miércoles la renuncia del fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

El funcionario dijo no estar de acuerdo con la decisión de los jueces del JEP, tribunal creado para juzgar los peores crímenes cometidos durante el conflicto de más de medio siglo con las desarticuladas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santrich, preso en Bogotá desde abril de 2018, es solicitado por la justicia a Estados Unidos por sospechas de conspirar para el envío de cocaína a ese país, tras la firma de la paz en noviembre de 2016.

Los jueces ordenaron el miércoles su liberación inmediata, una medida que todavía no se ha hecho efectiva, tras afirmar que no recibieron de Estados Unidos la evidencia que supuestamente compromete a Santrich en un delito cometido luego de la firma del pacto de paz.

Santrich, exnegociador de paz y dirigente del ahora partido FARC, asegura ser inocente y atribuye los cargos a un montaje de la fiscalía y Estados Unidos.

Duque, un crítico de los acuerdos con la otrora fuerza rebelde, dijo en un mensaje a los colombianos sentirse "indignado" con la resolución sobre Santrich y apoyó su apelación, tras advertir que el caso no está "cerrado" y que está dispuesto a autorizar su extradición.