Notimex.- Sudáfrica acogerá la 17 sesión ordinaria de la Conferencia Ministerial Africana sobre el Medio Ambiente (AMCEN, por sus siglas en inglés), del 11 al 15 de noviembre, destinada a la búsqueda de acciones para mejorar el medio ambiente y la prosperidad en el continente.

Varios países africanos enfrentan serias crisis de hambre y otras carencias, producto –junto a la pobreza y conflictos- de eventos meteorológicos extremos vinculados al cambio climático.

Bajo el lema “La adopción de medidas para la sostenibilidad del medio ambiente y la prosperidad en África”, representantes de los países africanos se reunirán en el Centro de Convenciones de la ciudad costera sudafricana Durdan, durante cinco días.

La cita se centrará en temas relacionados con la contribución ambiental a la economía verde y a los océanos, el avance de la economía circular, la biodiversidad, la degradación de la tierra, la desertificación y la sequía, así como el cambio climático, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Se discutirá la necesidad de tomar acciones prácticas, como la implementación de políticas regionales y globales a fin de que África alcance la sostenibilidad y prosperidad ambiental y logre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2063.

En esta conferencia, Sudáfrica asumirá la Presidencia de la AMCEN de Gabón durante los próximos dos años y se elegirá una nueva Mesa para la conferencia.

La AMCEN fue establecida en 1985 tras una reunión de ministros africanos de medio ambiente en Egipto, a fin de promover la protección ambiental y asegurar la satisfacción de las necesidades humanas básicas y de manera sostenible, entre otros puntos.

Apenas hace dos días, Oxfam Intermón, organización no gubernamental (ONG) española de cooperación para el desarrollo, alertó que los fenómenos meteorológicos extremos, vinculados a la crisis climática están detrás del hambre que padecen más de 52 millones de personas en unos 18 países de África.

Citó a Angola, Botswana, República Democrática del Congo, Suazilandia, Etiopía, Kenia, Lesotho, Madagascar, Malawi, Mozambique, Namibia, Somalia, Sudáfrica, Sudán del Sur, Sudán, Tanzania, Zambia y Zimbabwe. Todos en su conjunto con pérdidas medias anuales de más de 630 millones de euros por desastres relacionados con el clima.

Señaló que algunas zonas sufren la segunda sequía en cuatro años, peor que la desencadenada por El Niño en 1981, mientras otras áreas resultaron inundadas por intensas lluvias.

El cambio climático, de acuerdo con expertos, está aumentando la frecuencia o gravedad de numerosos fenómenos meteorológicos, convirtiéndolos en extremos, como es el caso de las sequias en varios países africanos.