México.– Con un encuentro “breve, pero sustancioso” con el asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, puso fin a su fugaz visita a Washington.

Ebrard presentó al yerno del presidente estadunidense, Donald Trump, el Programa de Desarrollo Integral para Centroamérica, con el que espera frenar el creciente flujo migratorio a México.

En conferencia de prensa celebrada en la Embajada de México en Washington, el canciller mexicano manifestó que espera tener una respuesta del gobierno de Trump en los próximos días o semanas, pues no se fijó un plazo.

“Este programa es la respuesta adecuada, es difícil suponer, por todas las evidencias que tenemos, que puedas modificar los flujos migratorios como los que se están dando si no se toman medidas como las que aquí se proponen, es casi imposible; esto es un tema, más que de ideología, de hechos”, subrayó.

Y remachó: “Hay diferencia y circunstancias políticas, pero creo que la obligación y lo que está haciendo México es poner sobre la mesa una posible solución, esa es nuestra tarea”.