Coyuca de Benítez.- Vecinos que denunciaron irregularidades y falta de calidad en la pavimentación de cinco calles de la colonia Cetis fueron expulsados del comité de vigilancia de las obras.

Los vecinos se negaron a avalar la entrega de los trabajos, que costaron más de seis millones de pesos, por lo que el coordinador del programa federal Hábitat, Josué López; y la trabajadora del DIF, Alicia Gómez Carrier.

Dichas obras incluían la pavimentación de cinco calles, así como en las ampliaciones de la red eléctrica y del drenaje realizadas en dicha demarcación por el Ayuntamiento.

Así, los vecinos que criticaron la mala calidad de las obras, fueron expulsados sin mayor explicación del comité ciudadano de vigilancia de la obra por dichos funcionarios.

En su lugar fue nombrado Jorge Nava Valente, vecino de esa colonia, quien es coordinador municipal del Programa Prospera y otros vecinos afines al círculo oficial.

Ante el incumplimiento de las empresas constructoras con la calidad de las obras hechas, los vecinos de la colonia Cetis había solicitado la presencia del secretario de Obras Públicas, Mauricio Noriega Serna.

Al funcionario estatal deseaban señalar las irregularidades y la mala calidad de los trabajos de pavimentación de las calles 5 de Mayo, 16 de septiembre, Charamusca, 20 de Noviembre y 12 de Diciembre, así como de la ampliación de la red eléctrica y del drenaje inauguradas en mayo pasado por el alcalde, Javier Escobar Parra.

Los vecinos expresaron su malestar por la decisión del Ayuntamiento, y señalaron que Escobar Parra, en lugar de acudir a la colonia a escuchar los señalamientos y citar a las empresas constructoras señaladas de cometer las irregularidades, optó por cambiar al comité de vigilancia.

No obstante, adelantaron que acudirán a otra instancia oficial a denunciar las arbitrariedades de las que fueron objeto por parte del municipio.

Asimismo, pidieron parar la pavimentación de la segunda etapa de la calle 12 de Diciembre, cuya obra realiza una empresa propiedad de Rubén Ávila Morales, hermano del exalcalde Ramiro Ávila Morales, subsecretario de Planeación y Desarrollo Regional del gobierno estatal.

Antes de continuar dicha obra, los vecinos exigen se resuelva el caso del drenaje que va a dar al canal pluvial desde marzo pasado, cuando comenzaron a realizarse las obras en esa colonia.

La inquietud que existe entre los vecinos es que la obra del drenaje realizado no ha sido probado y temen que al echarse a andar brote al interior de sus viviendas.

Alertaron que el drenaje proveniente de las colonias La Noria, Nuevo Milenio y Primero de Enero podría provocar brotes de fiebre tifoidea, luego de que se suscitó un caso en esa demarcación.

“El agua contaminada que viene a dar acá, representa un foco de infección”, expresaron los vecinos a los funcionarios municipales.