México.- Empresarias, maestras, funcionarias, enfermeras, periodistas, campesinas, trabajadoras del hogar... Todas las mujeres de México están convocadas a no trabajar el 9 de marzo para que se note su ausencia en protesta por la ola de feminicidios.

Pero ¿qué pasaría con la economía si todas se suman al paro?

Las mujeres representan un poco más de la mitad de la población mexicana con cerca de 64 millones de un total de más de 125 millones de habitantes, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aunque su participación en la economía del país es muy importante, continúa existiendo una importante desigualdad ya que representan el 40 % de la fuerza laboral.

"Hay más mujeres en edad de trabajar, sin embargo menos porcentaje ocupado. Cerca del 45 % de las mujeres trabajan contra el 73 % de los hombres", señaló en entrevista con Efe Yadira Rodríguez, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por otra parte, las mujeres representan el 77% de los trabajos domésticos no remunerados. Es decir, muchas mexicanas siguen relegadas en los hogares.

De acuerdo con un estudio de BBVA Bancomer México, los efectos del paro podrían alcanzar los 34.571 millones de pesos (más de 1,700 millones de dólares), de los cuales 23.200 millones de pesos (más de 1,150 millones de dólares) serían en actividades remuneradas y el resto en labores domésticas.