Ciudad de México.- El Banco de México (Banxico) advirtió que si bien se espera una recuperación económica tras el relajamiento en las medidas de confinamiento para contener la pandemia del covid-19, ésta será gradual y prolongada, y ante una recesión de una magnitud no vista en 88 años, diversos escenarios sugieren un periodo de entre dos y hasta seis años para que el Producto Interno Bruto (PIB) regrese al nivel observado en 2018.

De acuerdo con la minuta de la última reunión de política monetaria, la Junta de Gobierno estima que la actividad económica se mantendrá deprimida por un largo periodo, con una afectación mayor sobre el mercado laboral, y su recuperación dependerá de los avances en la contención de la epidemia, así como del desarrollo de una vacuna y de un tratamiento eficaz.

La mayoría de los integrantes de la junta apuntó que se prevé que el consumo y la inversión sigan mostrando debilidad, como resultado de la evolución de la pandemia, de los menores ingresos de hogares y de los bajos niveles de confianza. Algunos agregaron la menor disponibilidad de financiamiento para hogares y empresas, aunque uno mencionó que las remesas han crecido, apoyando al gasto interno.

Algunos integrantes de la Junta de Gobierno mencionaron la presencia de un entorno de políticas públicas poco propicio para estimular la inversión privada y la ausencia de una política fiscal contra-cíclica para apoyar al sector productivo. Uno alertó que lo anterior no solamente priva de este soporte a la recuperación, sino que también incrementa la posibilidad de daños más duraderos al aparato productivo.