La actividad económica de 16 estados, la mitad de las entidades federativas del país, cayó en el tercer trimestre de 2019, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Baja California Sur registró la mayor contracción. Su actividad cayó 9.6 por ciento en el tercer trimestre, con respecto a igual periodo de 2018. Le siguieron Tabasco, con una baja anual de 4.2 por ciento; Chiapas, con 3.4 por ciento; Nayarit, con 3.2 por ciento, y Zacatecas, con 2.9 por ciento.

El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), con el cual se mide el crecimiento de los estados, arrojó número rojos también en Campeche, Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo y Veracruz.

Ello explica el estancamiento que arrojó la economía mexicana en el tercer trimestre de 2019, cuando creció 0.01 por ciento. En contraste, los estados que más crecieron fueron Tlaxcala, con 14.2 por ciento, y Colima, con 4.8 por ciento.