México, Notimex.-La Fiscalía de Ecuador realizó este lunes una diligencia procesal en la Embajada ecuatoriana en Londres para identificar e incautar pertenencias del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que pudieran servir como indicios de eventuales delitos, dijo la cancillería ecuatoriana.

Los funcionarios judiciales no conducirán una investigación especializada in situ con respecto a los bienes que sean incautados, los cuales se enviarían al Ecuador para ser analizados, dijo la cancillería en un comunicado, y decidir si entrega alguno de esos elementos a las autoridades de Estados Unidos.

"La actividad de la Fiscalía se enmarca en la ley ecuatoriana y cuenta con la autorización de juez competente", dijo la nota oficial. La diligencia se lleva a cabo en atención al pedido de asistencia judicial presentado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, de conformidad con la Convención Interamericana sobre Asistencia Mutua en Materia Penal (Convención de Nassau), apuntó el diario oficial ecuatoriano El Telégrafo.

"Las autoridades de la Fiscalía ecuatoriana solicitan y reciben decenas de similares pedidos de agentes judiciales de otros países, que se cumplen en aplicación de la Convención de Nassau y de otros tratados internacionales de cooperación penal", explicó el comunicado.

La cancillería recalcó que, de acuerdo con la ley, la Fiscalía solicitó y obtuvo la autorización de un juez competente y notificó oportunamente al Ministerio de Relaciones Exteriores y a los abogados de Assange sobre la fecha en que se realizaría la investigación en la embajada ecuatoriana.

Añadió que en caso que la Fiscalía decida incautar alguna de las pertenencias de Assange con propósitos de investigación judicial, estos serán remitidos al Ecuador conforme los procedimientos legales aplicables.

Si "se concluye que algunos de los bienes incautados se deben transmitir a los peticionarios (Estados Unidos) de asistencia judicial, se procederá a hacerlo siguiendo las normas y procedimientos legales de rigor", expuso la cancillería, y las pertenencias que no sean incautadas "se pondrán a disposición de los representantes" de Assange.

En un comunicado, WikiLeaks había denunciado que las autoridades ecuatorianas habían comenzado a entregar a Estados Unidos las pertenencias de Assange, entre ellas dos manuscritos, documentos legales, informes médicos y equipos electrónicos, lo que "viola las leyes que protegen la confidencialidad médica y legal".

El abogado de Assange, Aitor Martínez, protestó ante la medida asegurando que "no tiene precedentes en la historia del asilo". Assange, fundador de WikiLeaks, fue detenido el 11 de abril por la policía británica en la Embajada de Ecuador, donde se refugió durante casi siete años, luego que el gobierno ecuatoriano le retirara el asilo.

El australiano, de 47 años, está encarcelado en Londres, condenado a 50 semanas por violar la libertad condicional cuando se refugió en la Embajada de Ecuador en 2012, y es solicitado en extradición por Estados Unidos.

La fiscalía sueca expidió este lunes además una orden de captura en su contra, con el fin de que una corte emita una orden de detención europea por presunta violación cometida en Estocolmo en 2010.