México.-El presidente de la República, Lenín Moreno, removió de sus cargos al jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., Roque Moreira, y al comandante del Ejército, Javier Pérez, este martes 15 de octubre del 2019.

A través del Decreto 895, firmado en Guayaquil, Moreno designó como nuevo jefe del Comando Conjunto al general de División Luis Lara Jaramillo. Mientras que a través del Decreto 896, el mandatario designó comandante de la Fuerza Terrestre al general de Brigada Luis Altamirano Junqueira. Los decretos fueron emitidos dos días después de la finalización de un paro en Ecuador, que provocó bloqueos viales y desabastecimiento en el país durante 11 días, desde el 3 de octubre del 2019.

Ese mismo día, Moreno decretó estado de excepción, para que las Fuerzas Armadas salieran a las calles. El nuevo jefe del Comando Conjunto, Lara Jaramillo, es un oficial de las Fuerzas Especiales (boina roja) que fue ascendido a general de División al pasado 5 de julio del 2019. En ese entonces se dijo que Lara tiene 36 años al servicio del país, “actuando con estricto apego a las normas legales vigentes y respetando los derechos de los oficiales calificados”.

Durante el correísmo, Lara demandó al entonces presidente de la República, Rafael Correa; y a la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, ante la Corte Constitucional por la aprobación de la ley que reforma la seguridad social de las FFAA y de la Policía. En el texto, de 18 páginas, el oficial pidió que se declare la inconstitucionalidad de las denominadas leyes del Issfa (seguro militar) y del Isspol (seguro policial), que fueron aprobadas en octubre del 2016. En cambio, Luis Altamirano, nuevo comandante del Ejército, fue jefe de la Tercera División del Ejército 'Tarqui'.

Como tal, el lunes 20 de febrero del 2017 desmintió “falsos rumores" que circulaban en redes sociales sobre una supuesta sublevación militar debido a un presunto fraude electoral, cuando Moreno era candidato a la Presidencia. Entonces, en un comunicado, Altamirano dijo desde el Austro: "En mi calidad de comandante y en cumplimiento al principio de subordinación de la autoridad civil, no he emitido ningún tipo de órdenes o declaraciones que atenten contra la estructura constitucional del Estado".