México.- Un 19 de enero de 1809 nació Edgar Allan Poe, uno de los maestros universales del relato corto de terror. Su muerte, sin embargo, continúa siendo un gran misterio hoy en día, ya que se desconoce si fue un asesinato, un intento de suicidio o simplemente… una desgracia del destino.

No cabe duda de que la obra literaria de Poe es extensa. Muy extensa. Prolífica tanto en número de obras como en géneros en que se adentra (o, incluso, crea).

La narrativa que fue capaz de producir en sus cuarenta años de vida le permitió ascender a lo más alto en el particular universo de la literatura universal, aunque jamás en vida le fue concedido conocer que la historia le había otorgado semejante honor.

Porque en todos y cada uno de sus relatos, especialmente los de ambientación más gótica, el lector puede hallar sugerentes y personales pasajes que entroncan más con la lírica que con la narrativa. Dos de los cuentos más representativos de esta hibridación entre ambas formas de literatura son La máscara de la Muerte Roja (Graham’s Magazine, 1842), en la que a través de la descripción de una fiesta de mascarada en plena catástrofe epidémica Poe exhibe una narración sustancialmente poblada de recursos líricos, o La caída de la Casa Usher (Burton’s Gentleman’s Magazine, 1839), donde el genio norteamericano enlaza de majestuosas maneras la grandeza y la decadencia de una familia con el hogar señorial en que guardan su lugar de residencia. O, desde el lado de su producción en verso, el lector recordará su poema El cuervo (New York Evening Mirror, 1845), que narra los sucesos sobrenaturales que parecen rodear a la visita de un pájaro especialmente parlanchín a un amante afligido por la pérdida de su amada (“Nunca más”. “Nunca más”).

 

Diez citas inolvidables de este genio literario

1. La locura
“Más cuerdo es, el que acepta su propia locura”

2. La vida
“Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño”

3. La vejez

“Los cabellos grises son los archivos del pasado”

4. Los sueños

“Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche”

5. La muerte

“A la muerte se le toma de frente con valor y después se le invita a una copa”

6. La evolución

“No tengo fe en la perfección humana. El hombre es ahora más activo, no más feliz, ni más inteligente, de lo que lo fuera hace 6000 años”

7. La belleza

“La muerte de una mujer hermosa es, sin duda, el tema más poético del mundo”

8. Ciencia y felicidad

“La felicidad no está en la ciencia, sino en la adquisición de la ciencia”

9. La libertad

“El único medio de conservar el hombre su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella”

10. El terror

“Para nada me asusta el peligro, pero si la consecuencia última: el terror”