México.- Las puertas del Palacio de Minería se abrieron de nuevo como cada año para albergar la Feria Internacional del Libro que desde hace 40 años ha recibido a más de 4 millones de visitantes.

Es esta feria la más antigua del país y punto de partida de aquellas que se desarrollan en México, es una verdadera tradición y no es de extrañar que sea el punto de partida de otras", afirmó Enrique Graue, rector de la UNAM.

De acuerdo a la última estadística de INEGI, solo 45 de cada 100 personas han leído un libro en el último año por lo que la feria busca acercar a los lectores con las casas editoriales a finde de que la cifra de lectores aumente.

"Nos hace falta leer muchísimo más, revisaba la estadística de INEGI y en los últimos no hemos mejorado el porcentaje de lectura de libros, de hecho hemos venido disminuyendo. Esta feria es un esfuerzo sostenido desde hace 40 años por la Facultad de Ingeniería y ha puesto interés para que a través de las casas editoriales tenga la diversidad temática que responda a la diversidad de visitantes”, señaló el rector.

Para esta edición se han programado más de mil 300 actividades y 700 presentaciones de libros que podrán consultarse en una aplicación para teléfonos móviles.

"Esta feria es muy visitada son miles de títulos y son miles de lectores y de nuevos lectores que entran y descubren, estos son los espacios de encuentro que funcionan en lugares donde el amor al conocimiento es la fuerza que va dando pie a tantas y tantas millones de personas que a lo largo de los años han visitado está feria", aseguró Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

Desde hoy y hasta el próximo 4 de marzo se podrá visitar la Feria Internacional del libro del Palacio de Minería en la Ciudad de México.

"Es un honor celebrar los 40 años de la Feria Internacional del Libro de Minería, esta es una gran celebración no solo para la UNAM sino es una gran celebración para la Ciudad de México, queremos inscribirla dentro de un programa cultural ambicioso que tiene la ciudad, en donde un elemento central es convertirla en una ciudad lectora no solamente a través de sus ferias locales que se realizan en las distintas alcaldías sino a través de un programa de clubes de lectura que vamos a desarrollar en los 300 Pilares, en el fortalecimiento de bibliotecas públicas”, explicó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX.

Debido a la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se canceló su participación, por lo que se espera la pérdida de más de dos millones de pesos.