Cuernavaca, Morelos.- Si los ediles que han informado extraoficialmente a párrocos de Morelos que son víctimas de extorsiones no denuncian esos delitos ante las autoridades, son cómplices del crimen, dijo el vicealmirante José Antonio Ortiz Guarneros, titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

“El señor Obispo dio una declaración: Si hay presidentes municipales que estén siendo extorsionados, deben de denunciar, porque esa es la otra, si no denuncian son parte de, se pueden convertir en cómplices porque un funcionario no puede permitir que lo extorsionen, entonces es algo muy delicado”, dijo Ortiz Guarneros en una reunión con empresarios.

El fin de semana el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, hizo público que con base en un reporte emitido por los párrocos de la entidad, 18 presidentes municipales de Morelos pagan derecho de piso a grupos criminales.

Los pagos, dijo Castro al concluir al Quinta Caminata por La Paz, son de entre 100 mil y 500 mil pesos mensuales.

Esta semana el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo dijo que una de las versiones que ha escuchado sobre este tema es que los ediles víctimas de estos delitos han sido levantados y llevados a territorio guerrerense para ser amenazados.

El Jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, dijo que no existen denuncias penales promovidas por los alcaldes, sus cabildos o sus áreas jurídicas.