Acapulco, Guerrero.- Ediles de Acapulco le reprocharon a la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, durante su Primer Informe de labores, que a un año de iniciado su gobierno no se finquen responsabilidades contra la administración pasada del exalcalde Evodio Velázquez Aguirre.

Durante el primer Informe de Gobierno realizado en la explanada del Ayuntamiento viejo de Acapulco, ubicado en el zócalo de esta ciudad, ediles de las seis fracciones partidistas criticaron la actuación de la primera edil así como también reconocieron los aciertos de su administración.

"Es lamentable que a casi un año de haber iniciado esta administración aún no se finquen responsabilidades contra la administración pasada, quien dejó un Ayuntamiento quebrado", expresó la regidora del Partido Socialista de México Guadalupe Cortes Mendoza.

Asimismo reprochó el incremento del pasaje en las casetas de la autopista del Sol, exigió la eliminación de las empresas que continúan contaminando la bahía de Acapulco con sus descargas de aguas residuales y poner fin al maltrato animal.

Por su parte el regidor del Partido del Trabajo (PT) Roberto Carlos Ortega González reconoció que sin duda ha sido un año difícil para poder lograr los objetivos que esta administración pretende cumplir, sin contar el quebranto financiero en que dejaron pasados gobiernos al Ayuntamiento; hizo un exhorto a la federación para que rescate la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA); y reconoció el 4% del incremento salarial que otorgó esta administración para la base trabajadora del Ayuntamiento, así como la entrega de equipo y uniformes a policías municipales.

La regidora priista Ricarda Robles Urioste, en cambio, reprochó que este gobierno no tenga la suficiente capacidad para poder manejar las finanzas públicas del Ayuntamiento y llamó "ineptos" a quienes se encargan de manejarlas, ya que, aseguró, el Presupuesto de Egreso del ejercicio fiscal 2018-2019 se otorgó después de siete meses, y se inició la administración con una deuda de 180 millones de pesos.

El regidor perredista Víctor Aguirre Alcaide lamentó que la esperanza de México por la que la mayoría de los ciudadanos votó y que era uno de los principales estandartes de este gobierno haya disminuido con el paso de los meses por causa de las deudas de las administraciones pasadas. Además criticó los cambios que se han dado dentro del  gabinete, sobre todo en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) donde han desfilado tres funcionarios. "Como siempre lo he dicho, mientras se haga una buena elección se tendrá el mejor resultado para aquellas personas que desean paz y seguridad", dijo el regidor Perredista.

Sin embargo, el edil perredista también le reconoció a Román Ocampo que haya logrado sacar de buró de crédito a trabajadores del Ayuntamiento, quienes mantenían una deuda de 35 millones de pesos, y le reconoció el recién nombramiento del contralor interno, pero dijo que aún faltan dos retos importantes que debe cumplir como es la falta de agua potable y el cáncer de la inseguridad.