México.-Héctor Eduardo Cid Luna, egresado de la carrera de Tecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e integrante del Centro de Geociencias, con sede en Juriquilla, Querétaro, desarrolló un dispositivo termoeléctrico que permitirá a los automóviles ahorrar hasta un 12% en gasolina, sin hacer grandes inversiones y contribuyendo a reducir las emisiones de carbono.

Lo que hace este “dispositivo puma” es captar la energía térmica que desperdician los motores de los autos de combustión interna y convertirla en energía eléctrica, la cual es aprovechada para reducir el consumo de combustible.

Al colocar el dispositivo en el compresor del aire acondicionado, éste usa la corriente obtenida y no el motor, debido a que el núcleo del dispositivo termoeléctrico convierte las vibraciones que conducen el calor en energía eléctrica, que se manda a un pequeño motor que ayuda al compresor del aire acondicionado a reducir la utilización del motor.

Nos dimos cuenta que lo que más consume energía en el ámbito nacional es el autotransporte, con 40%, por encima de lo que se utiliza en los hogares o la industria”. Héctor Eduardo Cid Luna

El joven investigó el consumo de energía y la eficiencia de los automóviles de combustión interna, y descubrió que la eficiencia de un auto en México es de entre el 20 y 25%, lo que indica que cerca del 70% de la energía que emplean esos vehículos se desperdicia en forma de calor liberado a la atmósfera.

Gasto Vs. Ahorro

Cid Luna estima que su invento puede generar ahorros de entre el tres y el 12% en el consumo de gasolina, lo cual en el caso de los automotores dedicados al servicio de transporte público, significaría un ahorro considerable.

El dispositivo tiene un costo de alrededor de tres mil pesos, y según su creador, un usuario promedio recuperaría la inversión en año y medio, y a partir de ahí lo que se ahorre es ganancia directa para él, en el caso de un taxista, éste obtendría ese beneficio en tres meses, y si gasta alrededor de 12 mil pesos al mes en gasolina, podría ahorrar mil pesos en el mismo lapso.

En México una persona invierte el 18.8% del total de sus ingresos en combustible.

Al aprovechar esta energía un coche convencional tendría un funcionamiento similar a un auto híbrido, lo cual se traduce no sólo en un menor consumo de gasolina, sino también en la reducción de emisiones directas de gases de efecto invernadero.

Aunque ya hay la aplicación de los termoeléctricos en automóviles, sobre todo en Alemania y Estados Unidos, es la primera vez en el mundo que se utilizan en el compresor, por ello el creador de este ahorrador de gasolina, fundó la empresa Energine a través de la cual pretende producir y comercializar el dispositivo que está en proceso de patente.