México.-Las autoridades de Egipto ejecutaron hoy a nueve hombres condenados por su implicación en el asesinato del fiscal general Hisham Barakat en 2015, informaron fuentes del Ministerio de Interior.

La ejecución se llevó a cabo la mañana de este miércoles en una prisión de El Cairo, dijeron funcionarios de seguridad egipcios, que hablaron bajo condición de anonimato, de acuerdo con el canal de televisión árabe Al Arabiya.

Los nueve fueron hallados culpables de participar en el atentado que mató a Hisham Barakat, el funcionario gubernamental de mayor rango asesinado por los insurgentes islamistas tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Morsi en 2013, un año después de su elección.

El alto tribunal de apelaciones del país ratificó sus sentencias de muerte en noviembre, que fueron condenados en primera instancia en 2017.

El Tribunal de Casación también condenó a otros catorce reos a penas que oscilan entre los 3 y 25 años de prisión por su implicación en el asesinato. Amnistía Internacional pidió este martes a Egipto detener las ejecuciones, a la vez que afirmó que los nueve reos fueron condenados con base en confesiones obtenidas por medio de torturas.

Según la ONG, otros seis reos, que también han alegado haber sufrido torturas durante los interrogatorios, han sido ejecutados por las autoridades egipcias desde comienzos del año.

El fiscal general murió el 29 de junio de 2015, por la explosión de un coche bomba, detonado a control remoto al paso del convoy de Barakat, en el barrio de Masr al Gedida, en el noreste de la capital egipcia. Las autoridades egipcias inculparon entonces al grupo islamista Hermanos Musulmanes y al movimiento palestino Hamás de ser los responsables del atentado.

Hisham Barakat, de 65 años, había sido nombrado para el puesto en julio de 2013, después del derrocamiento del presidente Mohamed Morsi, y había presentado ante la justicia a miles de islamistas en sus dos años en el cargo.