Ciudad de México.-El segundo de los cinco hijos del fallecido Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, identificado como César “N” de 36 años de edad, fue asesinado de varios disparos en una colonia del municipio de Navolato, Sinaloa, de donde son originarios.

La Policía Municipal de Navolato fue notificada de detonaciones de arma de fuego en la colonia Alfonso G. Calderón, del municipio cañero ubicado a 36 kilómetros al poniente de la capital del estado, en donde un joven al que se le conoce como el “Cesarín” fue privado de la vida en forma violenta.

De acuerdo con la información, César N” fue atacado por dos personas que lo esperaban al llegar a su domicilio, a bordo de un vehículo Nissan de modelo reciente.

Peritos en criminalística de la Fiscalía General del Estado iniciaron las primeras indagatorias sin establecer la identidad de la víctima, la cual, según vecinos de Navolato, es miembro de la familia Carrillo Fuentes, cuya residencia se ubica en la comunidad del Guamuchilito, en el mismo municipio.

Las autoridades judiciales no brindaron ningún detalle sobre los acontecimientos en los que perdió la vida el que sería el segundo de los cinco hijos conocidos del extinto "Señor de los cielos", quien falleció el 4 de julio de 1997, en el Hospital Santa Mónica de la Ciudad de México.

En septiembre del 2019 otro de los hijos de Amado Carrillo Fuentes, de nombre Luis Fernando, fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio con agravantes, en el estado de Sonora, por el asesinato de la estudiante y modelo Ámbar Dolores.

La víctima fue encontrada en un departamento de la colonia Ley 57, en Hermosillo, Sonora, con huellas de golpes, torturas y asfixia, por lo que Luis Fernando, originario de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, y tres personas más, fueron acusados de su muerte.

En abril del 2009, el primogénito del “Señor de los Cielos”, conocido como el “Ingeniero” fue detenido practicando ejercicio en las Lomas de Chapultepec, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México.

También en el municipio de Navolato, el 22 de septiembre del 2011, el joven Francisco Vicente “N”, de 18 años de edad, e hijo de una de las hermanas de Amado Carrillo Fuentes, fue emboscado por hombres armados que le dispararon en más de 100 ocasiones.