Guerrero.- El Ejército mexicano instaló un retén para controlar el acceso a la cabecera municipal de San Luis Acatlán Costa Chica, como una medida preventiva ante el coronavirus.

Los militares pertenecientes al 48 Batallón de Infantería ubicado en Cruz Grande (Florencio Villareal) también realizaron perifoneo en el municipio junto a las autoridades municipales para pedir a los vecinos permanecer en sus casas y evitar la propagación del coronavirus.

La participación del Ejército se da luego que este domingo, el Cabildo aprobó cerrar los accesos a la cabecera municipal y suspender el transporte que conecta con otras ciudades como Acapulco, Chilpancingo y la Ciudad de México.

El ayuntamiento por su parte emitió un comunicado esta tarde en el que anunció que el Cabildo acordó aportar su salario para la adquisición de insumos y materiales médicos que serán distribuidos en las comunidades sin que especificar cuántos meses de salarios donarán.

El Gobierno del estado registra 71 pueblos que cerraron sus accesos y restringieron el tránsito como una medida de prevención ante el coronavirus que ha dejado en Guerrero 80 contagios en 14 municipios.