El  dirigente de autobuses urbanos, Porfirio Alvarado aseguró que el proyecto del Aca-Bus, en Acapulco, está encaminado al fracaso. "Quieren copiar lo que hizo Marcelo Ebrard en el Distrito Federal, cuando las necesidades y las rutas que hay en Acapulco son muy diferentes", dijo.

"Nadie de los permisionarios le va a meter 95 mil pesos a un proyecto y no tener ninguna ganancia en 5 años, a penas que estuviera uno loco para hacerlo" advirtió el dirigente.

Porfirio Alvarado indicó que con el número de autobuses que piensan meter, no serán suficientes como para cubrir la demanda que se tiene en materia de transporte colectivo.

Afirmó que si salen del mercado 500 vehículos, el impacto en los ingresos en el mismo número de familias será muy duro. ¿Qué van hacer 500 choferes de urbanos desempleados? inquirió el transportista.

Por otro lado, habló también de la necesidad considerar la mala planeación del proyecto, pues han pasado muchos meses y todavía no entra en funcionamiento porque la armadora de los autobuses no ha recibido el importa necesario para empezar a trabajar, planteó.

"Es muy fácil decir vamos a poner en marcha un proyecto como en México, como lo hizo Marcelo Ebrard, sin conocer si quiera la problemática del transporte en este municipio", acusó.

Otra de las cosas, dijo, es que ese Aca-Bus no va entrar a todos los rincones de Acapulco. Y en las zona conurbada solamente pasará por la calle principal y la gente que pagará un servicio nada barato, tendrá que pagar más dinero para usar otro sistema de transporte alimentador que lo lleve hasta el fondo de su colonia, planteó.

"Estamos ante la imposición de un proyecto que pese a la gran promoción parece atractivo porque los carros son nuevos y modernos". "Pero el asunto, insistió, no es solamente estrenar camiones o autobuses, sino más bien, es el ordenamiento del transporte que actualmente es un caos, porque hay una saturación de rutas".

[caption id="attachment_22208" align="alignleft" width="392"]Foto: Jesús Solano Foto: Jesús Solano[/caption]

"Antes quien tenía un permiso de taxi o camión era una persona solvente, pero ahora el que tiene un permiso no sabe qué hacer con él", expuso. Expresó que el asunto de mejorar el sistema de transporte no debe ser una ocurrencia, porque en otro estado ya está funcionando. "Allá la necesidad y los ingresos de la gente son otros muy diferentes a lo que se tiene en Acapulco", refirió.

"Al final lo quiero ver, cuando entre en funcionamiento ese nuevo sistema de transporte, que muchos de los que se dedican al transporte ni siquiera fueron tomados en cuenta y simplemente tuvieron que acatar lo que se impuso a la población funcione o no", concluyó.