México.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, reveló que está analizando la posibilidad de imponer toque de queda, si la gente voluntariamente no se queda en su casa, respetando la cuarentena ordenada por el Gobierno federal ante la pandemia de Covid-19.

El mandatario estatal dijo que 'afirmativamente' piensa en hacer obligatorio en toque de queda en el estado.

Incluso señaló que a partir de hoy martes reducirán la frecuencia con la que pasan los camiones urbanos para desalentar que la población salga de sus casas.

"Si lo estoy pensando ahora, ya saqué todo lo que tenemos, desde hace 15 días, ya que las empresas dejaron de funcionar a partir del viernes, sábado, estoy en friega, andamos en la calle con policías, con helicópteros, con perifoneos", recalcó.

"Hoy mismo vamos a bajar el uso del trasporte público para que la gente no se mueva y se quede en su casa”, señaló.

Indicó que si en esta semana no disminuye el número de contagios se analizará más detalladamente el uso de la fuerza para hacer que las personas se queden en sus casas.