Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló este jueves que la refinería de Cadereyta no puede ser cerrada, y que se está invirtiendo en ella para modernizarla.

"No podemos cerrar la refinería de Cadereyta; esto puede ser, como no tengo duda, una demanda legítima de los ciudadanos y de los gobiernos municipales, del gobierno del estado. Tenemos que explicarles, necesitamos esa refinería, lo que tenemos que buscar y comprometernos es a que no contamine, y eso se puede lograr", declaró en la conferencia de prensa desde Nuevo León.

En el mismo evento, el gobernador del estado, Jaime Rodríguez 'El Bronco' pidió al mandatario federal que tengan una reunión especial sobre el tema de la refinería, además de la que tendrán este día para visitar el lugar.

Agregó que se encuentra trabajando, junto a empresas de Monterrey, en una nueva ley "que permita que todo mundo cumpla, con que le demos a nuestros hijos y nietos un mejor futuro en la ciudad".

El pasado 19 de agosto, el gobierno de Nuevo León inició un proceso constitucional para someter a consulta popular la permanencia de esta refinería, ubicada en el municipio de Cadereyta, y que esta pueda ser incluida en la jornada electoral federal de 2021.

La operación de la refinería de Cadereyta se ha visto envuelta en polémica de manifestantes pro ambientalistas e incluso senadores de la oposición que están en contra de que siga operando sin filtros debido al alto impacto a la salud y ambiental en la zona metropolitana de Monterrey.

El presidente López Obrador indicó este jueves que en su administración se está invirtiendo en las refinerías del país, incluyendo la de Cadereyta, para modernizarlas.

"Estamos modernizando las refinerías, una de esas es la de Cadereyta, que dicho sea de paso también se reconfiguró en el periodo neoliberal, destinaron 2 mil millones de dólares. Pero no sirvió lo que hicieron, por la corrupción", afirmó.

Con información de El Financiero