El día de hoy toca el turno de hablar sobre otro famoso y tradicional restaurante del puerto de Acapulco, dándole presencia a nivel nacional e internacional por sus deliciosos platillos que ofrece. Conocido como El Cabrito, es una elección más para conocer.

Fue en la avenida Costera Miguel Alemán #304 frente a la playa hornos en donde El Cabrito abrió sus puertas en el año 1963. Iniciado por el señor Jorge Galeana García y la señora Esthela Vaca Gutiérrez con un menú conformado por una gran variedad de antojitos mexicanos, como: tamales, sopes, tostadas, enchiladas, pozole, mole negro, cabrito al pastor (entre otros).

Desde sus inicios, El Cabrito se enfrentó con un dilema, preguntándose ¿cómo comer cabrito en Acapulco cuando la lógica indica pescados y mariscos?

Conforme fue avanzando el restaurante, este problema se convirtió en un aliado y en la mayor satisfacción para la familia Galeana Vaca, ya que la gente de Acapulco no sólo aprendió a disfrutar de este platillo, sino que se convirtieron en grandes conocedores de dicho manjar y hoy en día el acapulqueño es, sin duda, uno de los más exigentes consumidores de cabrito en todo México.

Para 1973, el restaurante se estableció en la zona dorada de Acapulco en la avenida Costera Miguel Alemán #1480 y a su vez, se realizaron modificaciones en su menú con la intención de ofrecer platillos más representativos de los distintos estados de la República Mexicana.

Convirtiéndose entonces en el restaurante con los menús más variados y completos, al incluir: la birria de Jalisco, el pescado a la veracruzana de Veracruz, el ceviche acapulqueño y el pescado a la diabla de Guerrero, así como también el mole negro de Oaxaca.

Otros más se suman al exquisito menú donde destacan: la machaca con huevo y las tortillas de harina (introducidas a Guerrero por El Cabrito) de Sonora, la tampiqueña de Tamaulipas y finalmente desde Monterrey, la especialidad de la casa: el cabrito al pastor con su acompañante ideal, los frijoles charros.

Sin embargo, además de sus distintos platillos de diferentes estados, el restaurante también cuenta con recetas originales para todo tipo de paladares como son: el pollo en verde a la parrilla, el queso fundido con camarones y tocino, así como los mejores camarones que se ofrecen en Acapulco, al tequila. También, cuenta con variedad de bebidas, como son: refrescos, cervezas, piñas coladas, naranjadas, limonadas, vinos, tequilas, etcétera.

Más allá de sus alimentos y bebidas, el lugar se encuentra óptimo arquitectónicamente, debido a que cuenta con dos áreas. Al interior hay aire acondicionado y en su exterior una pequeña terraza con área de fumar; cualquiera que sea la elección, el restaurante en general transmite un ambiente familiar.

Además de su buena cocina, otra de sus características por lo que sigue siendo el mejor lugar para muchos locales y turistas es por su buen servicio (incluyendo desde el valet parking hasta el propio gerente).

El Cabrito ha contado entre sus comensales a destacadas personalidades de la televisión, la diplomacia, el cine, la política, el deporte, la gastronomía y principalmente, al público que gusta de la cocina mexicana y que día a día va marcando pautas para ofrecer siempre una óptima calidad en sus platillos.

La familia Galeana Vaca te espera de lunes a domingo desde las dos de la tarde hasta las doce de la noche.

¡Ven y disfruta de la cocina tradicional de los estados del país, sólo aquí en Acapulco!

croquis