Rodrigo Duterte parecía confirmar las encuestas de preferencia electoral al encabezar las cifras iniciales por la disputa presidencial de este lunes en Filipinas, con 14 puntos de ventaja.

La edición electrónica del diario Inquirer reportaba 858 mil 512 votos al llamado El Castigador, equivalentes al 37.37 por ciento del total contabilizado, mientras Mar Daang Matuwid Roxas sumaba 526 mil 878 sufragios, 22.93 por ciento.

La mayoría de las urnas habían cerrado hacia las 18:00 horas locales (10:00 GMT), cuando el rotativo tomó las cifras de la Comisión de Elecciones del archipiélago.

Este lunes 54 millones de ciudadanos fueron llamados a elegir al sucesor de Benigno Aquino III, al titular de la vicepresidencia y a los miembros del Senado.

El también conocido como Harry el sucio se ha ganado esos apelativos debido a su expresa intolerancia hacia el crimen y la corrupción, lo que al parecer le ha ganado la voluntad popular.

Duterte, abogado, cumplió el 28 de marzo 71 años, es padre de dos hijas y dos hijos, y no ajeno a la vida política filipina, pues durante 22 años en siete gestiones ha sido alcalce de Davao, en la isla de Mindanao.

La prensa occidental lo identifica con una pistola calibre .38 patrullando las calles de Davao, donde sus seguidores afirman que logró abatir los índices de criminalidad.

Nunca he perdido una elección, y esta será la onceava, dijo al votar. Y si gano, haré mi trabajo, aseveró aunque acotó que le gustaría que tras la campaña electoral hubiera reconciliación y los candidatos participantes se estrecharan la mano.

Hay frustración con la élite política y el débil y falto de acción sistema judicial filipino, asevera Al Yazira al explicar la preferencia ciudadana por Duterte.

Organizaciones de derechos humanos han afirmado que en Davao hubo ejecuciones extrajudiciales de presuntos narcotraficantes a manos de un supuesto escuadrón de la muerte al menos tolerado por Duterte.

Las promesas de centrarse en la mejora de la ley, el orden y el combate a la corrupción, el narcotráfico y el abuso de drogas, han traído predicciones de que se estaría eligiendo un dictador, señaló CNBC.

Sin embargo el sitio filipino Rappler advirtió que el avance de Duterte podría ser un empujón para movimientos progresistas, de acuerdo al punto de vista de Ranjit Rye, de la Universidad de Filipinas.

Empero, la verdadera personalidad del puntero en los sondeos previos está en realidad por verse, pues la cadena qatarí recordó que también promueve el uso de Viagra y afirma que tiene dos esposas y dos novias.

Notimex