México.- La buena noticia en el PSV es que Hirving Lozano volvió a las canchas; la mala es que se volvió a lesionar.

El extremo mexicano jugó 20 minutos en la derrota del PSV de Holandaante el Hamburgo de Alemania por 2-0.

Duelo amistoso.

Lozano entró de cambio junto a Erick Gutiérrez, pero a los 20 minutos salió con un vendaje en su muslo derecho.

El Chucky reapareció después de la lesión en la rodilla derecha que lo alejó del final de la temporada pasada y le negó la posibilidad de jugar la Copa Oro por México.