México.-Un grupo de autodefensas de Michoacán, una de las entidades más cotizadas por el crimen organizado, está dispuesto a todo con tal de evitar la llegada absoluta del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dirigida por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

El comandante Teto lidera un moderno ejército de Pancho Villa con aproximadamente quince camionetas 4×4 las cuales se dedican a vigilar la población de Coahuyana, en Michoacán.

El blindaje de las ventanas es una gruesa superposición de vidrios, las puertas tienen placas de hierro soldadas y, a la altura de la manija, hay orificios como un buzón por los que asoma el cañón del arma. En el techo, Teto y los suyos, han fabricado una esclusa de hierro tipo submarino desde la que es posible asomarse y seguir disparando.

“Hace seis años nos jugamos la vida para echar al cartel de Los Caballeros Templarios a puro balazo y ahora no vamos a dejar que vengan los de Jalisco a meterse”, advierte el comandante Teto, entrevistado por El País.

Él y otros 80 hombres están armados con pistolas y R-15, AK-47 y lanzagranadas montados en camionetas, listos para actuar si cualquier miembro del CJNG intenta acercarse a su territorio, en los límites de Colima y Jalisco.

Están bien preparados con celulares y equipos de comunicación, así como armas con mira telescópica. El equipo se lo han quitado a los miembros del narcotráfico. “Todo se lo hemos quitado a ellos cuando salen corriendo”, presume el comandante.